Foto: Antonio Ceruelo

:: Ampliar Imagen ::

Museo Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos (IAACC) Pablo Serrano
Inventario 1995.01.0042
Clasificación Genérica Escultura
Objeto/Documento Escultura
Autor/a Serrano Aguilar, Pablo (Lugar de nacimiento: Crivillén, 10/02/1908 - Lugar de defunción: Madrid (m), 11/1985)
Título Espacio interior ocupado por caja de madera para quemar. Quema del objeto
Materia/Soporte Madera
Hierro
Técnica Soldadura
Dimensiones Altura = 65 cm; Anchura = 132,50 cm; Profundidad = 78 cm
Descripción Escultura compuesta por un prisma rectangular de madera, pintado de negro, en torno al cual se disponen una serie de perfiles rectos de metal, también negros. En este caso, hay que diferenciar el uso de dos tipos de barras en función de su grosor; las de mayor diámetro son también las más largas y se emplean para proyectar en el espacio circundante las aristas del prisma central. El resultado es la creación de una especie de estructura que rodea y perfila el núcleo de madera, al mismo tiempo que ejerce como soporte sobre el que se apoya la obra, que queda dispuesta dibujando una diagonal en el espacio. Por otro lado, las barras más finas, cortadas en secciones pequeñas, salen de la estructura circundante ya señalada para "clavarse" directamente sobre la madera en unas composiciones donde se observa cierto abigarramiento.
Datación 1957-1959
Historia del Objeto [Hasta 2020, Quema del objeto es el título con el que se identificaba esta obra.]
Clasificación Razonada Si la serie de los Hierros supuso para Pablo Serrano la primera experimentación en la ocupación y desocupación del espacio, en este caso por medio de la ordenación de materiales metálicos de deshecho que combinaba a través del assemblage, con la serie de las Quemas, desarrollada entre 1957 y 1959, el escultor introducía un nuevo enfoque en la concepción e interpretación del espacio, tanto en el nivel conceptual como en la traducción plástica del mismo. Serrano pasaba a interrogarse sobre el significado del vacío resultante de la desocupación de un espacio, concediendo a esta reflexión una dimensión metafísica:

Aquel espacio ocupado por su cuerpo materia vendrá a ser ahora presentificado y ante él sentiremos la emoción de lo ausente, como ante la tumba de piedra ibérica que señala la forma del hombre o el vacío del objeto. La escultura se realiza en derredor de él, pero como excusa, o más bien en función o preparación para presentificar aquel cuerpo. Para esto, acuden (...) los perfiles que lo forman y que le confieren su propia individualidad de objeto tal.

Serrano convierte a la presencia de su ausencia en el motivo de creación de las Quemas con las que pretendía presentificar (hacer presente algo del pasado) una existencia ya acabada. Fueron diferentes las fórmulas empleadas para dar forma a este concepto inmaterial, siendo la más característica aquellas esculturas concebidas para ser quemadas y en las que Serrano introdujo la práctica del happening como elemento imprescindible de su creación, no pudiendo desligarse del contexto artístico internacional en el que, desde los años finales de los cincuenta, lo performativo estaba incorporándose con fuerza a la creación contemporánea debido al interés creciente que suscitaba no tanto la obra acabada sino el proceso conducente a la misma. En este tipo de obras, el escultor planteaba la creación de las Quemas en dos momentos principales; en el primero de ellos, Serrano daba forma a la escultura partiendo de un alma central, rectangular o cuadrangular, realizada en material combustible, casi siempre de madera y, en ocasiones, cartón, en torno a la que construía composiciones marcadamente geométricas a partir de barras metálicas de distintos tamaños y grosores con las que, al mismo tiempo que se anclaban en el núcleo de madera, Serrano hacía una proyección del cubo o del rectángulo en el espacio.

El segundo momento de creación corresponde al happening en el que el autor procedía, como ya anunciaba el título de la serie, a la quema de la escultura que, al arder, perdía el alma combustible. La ocupación del espacio daba paso a la desocupación, al vacío como manifestación de la ausencia, presentificada tanto por la composición metálica como por la acción del fuego, que no estaba exento de valor simbólico. De entre los distintos significados que expone en su diccionario de símbolos, Juan Eduardo Cirlot, con quien Serrano mantuvo una estrecha relación, habla del fuego como mediador entre formas en desaparición y formas en creación que procura la transformación y la renovación, habitualmente, a través de rituales. En esta interpretación simbólica se situarían estas Quemas de Serrano, en las que el fuego no es destructor sino procurador de una doble creación, la artística y la de dar un nuevo modo de presencia a lo que ya no existe a través, precisamente, de un rito artístico como era el happening. Sin esta acción con el fuego, las obras quedaban incompletas al no dar paso a la presencia de la ausencia, razón de ser de las mismas. La excepción la encontramos en la pieza que nos ocupa y que Serrano decidió no quemar con la intención de mostrar al espectador cómo era la configuración inicial de este tipo de obras, con el alma de madera intacta y su ensamblaje respecto a la estructura escultórica, frente a las esculturas finalizadas tras haber sido quemadas, junto a las que el escultor solía disponer esta pieza durante las exposiciones retrospectivas que protagonizó Serrano en los años finales de su carrera, desde las celebradas en 1973 en el Museo Español de Arte Contemporáneo, en el Museo de Arte Moderno de la Villa de París, en el Museo Middelheim de Amberes o la Fundación Calouste Gulbenkian en 1980.
Bibliografía DURÁN UCAR, Dolores. Pablo Serrano. Catálogo razonado de esculturas. 1930-1985. Fundación Azcona, 2017. 245.

VV.AA.. JUAN CIRLOT Y SU MUNDO. Instituto Valenciano de Arte Moderno. 1996. 135.

VV.AA.. Catálogo exposición EXPOSICIÓN HOMENAJE A PABLO SERRANO. Palacio Municipal de Exposiciones Kiosco Alfonso de La Coruña. Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Consello de A Coruña. 1993.

VV.AA.. Catálogo exposición PABLO SERRANO. LAS HUELLAS DEL CAMINANTE. Capilla del Oidor. Colegio del Rey. Ayuntamiento de Alcalá de Henares. Ibercaja. Gobierno de Aragón. 2008. 63.

VV.AA.. Catálogo exposición PABLO SERRANO. LAS HUELLAS DEL CAMINANTE. Fundación Fran Daurel, Barcelona. Ibercaja. Gobierno de Aragón. 2008. 51.

VV.AA.. Pablo Serrano. Fundación Museo Pablo Serrano Electa, 1994. 50.
Catalogación Grau Tello, María Luisa
Derechos de explotación Gobierno de Aragón. IAACC Pablo Serrano, 2021
| más imágenes |

Foto: Antonio Ceruelo

 
 
Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6