Foto: Guillermo Mendo Murillo

:: Ampliar Imagen ::

Museo Museo de Cádiz
Inventario CE20308
Departamento Departamento de Bellas Artes
Clasificación Genérica Pintura
Objeto/Documento Cuadro
Autor/a Atribuido a; Ribera, José de (Lugar de nacimiento: Játiva, 1591 - Lugar de defunción: Nápoles, 1652) [LLAMADO EL ESPAÑOLETO]
Título Ecce-Homo
Materia/Soporte Cobre
Técnica Óleo
Dimensiones Altura = 57 cm; Anchura = 46 cm
Descripción Busto de tamaño natural sobre fondo oscuro (gris claro azulado). Lleva la clámide color bermellón sobre su hombro derecho dejando al descubierto el izquierdo; sujeta el cetro de caña con su mano derecha y lleva la corona de espinas sobre la cabeza. Dirige su lánguida y apesadumbrada mirada hacia lo alto, expresión doliente que se acentúa con el gesto de la boca entreabierta y la frente manchada de sangre. Alrededor de la cabeza se puede observar un ligero resplandor que permite destacar las espinas de la corona. Llama especialmente la atención el suave modelado anatómico, de indudable realismo y, sobre todo, el modo en que resuelve la mano derecha en el ángulo inferior izquierdo del lienzo.
Iconografia Ecce Homo
Firmas/Marcas/Etiquetas Sobre el hombro izquierdo., Manuscrito, Castellano, Firma rubricada
Jusepe deribera / balenciano (José de Ribera / valenciano)
Datación 1630[ca]-1640[ca]
Contexto Cultural/Estilo Barroco
Uso/función Religioso
Lugar de Procedencia París(Francia, Europa)
[Legado de Dª Alejandrina Gessler de la Croix (Mme. Anselma) a la Academia de Bellas Artes de Cádiz.]
Clasificación Razonada Para el estudio de esta obra nos vamos a referir especialmente a las investigaciones llevadas a cabo por la que fuera Conservadora del Museo de Cádiz, Isabel Claver. Fruto de su labor investigadora y también de la del Restaurador del Museo, José Miguel Sánchez Peña, en torno a la procedencia, autoría y estilo de este cuadro es el artículo publicado en el Boletín del Museo de Cádiz, número VII (1995-1996), que lleva por título ´El `Ecce Homo` atribuido a Ribera. Legado de Dª Alejandrina Gessler´ (pp. 141-143). A continuación, señalamos algunas partes de este interesante estudio, referidas especialmente al análisis que de esta obra han hecho otros estudiosos a lo largo de la historia para concluir con la opinión de los autores del artículo: ´En 1908 D. Pedro Mayoral y Parracía (1908), catedrático de la Escuela de Bellas Artes y vocal de la Comisión Provincial de Monumentos Históricos y Artísticos de Cádiz, publicó una interesante biografía de Dª Alejandrina Gessler en la que daba cuenta del legado. Por la descripción que hizo del cuadro del `Ecce Homo`, sabemos que en esa fecha se hallaba ya cubierto por un oscuro y espeso barniz que imposibilitaba la lectura de la firma a simple vista. El color original debía estar alterado y la calidad de su factura oculta por el barniz. El autor de esta publicación dudó de la atribución a Ribera, y lo clasificó como obra de autor desconocido de finales del siglo XVI o principios del XVII. Descubrió la firma sobre el hombro izquierdo en letras negras `Jusepe deribera balenciano`, pero la consideró falsa al no ser habitual de este artista.
D. César Pemán en el Catálogo del Museo de Bellas Artes de Cádiz de 1952 mantuvo la atribución a Ribera, pero coincidió con D. Pedro Mayoral en las dudas sobre la firma, el estilo de la cabeza que imita ´algún modelo boloñés´ y la utilización del cobre como soporte. Pemán, en el catálogo de 1952, sospechó que la propia Dª Alejandrina Gessler pudo ser la autora del Ecce-Homo condicionado por la creencia de que había copiado también el atribuido a Carreño. En el Catálogo de 1964, observó las mismas objeciones que en 1952, pero al reconocer que el estilo del cuadro no es el de Madame Anselma, apuntó la opinión de que la pintora Victoria Martín del Campo (Cádiz, 1794-1869) pudiera ser la autora del mismo, así como de la copia de Carlos II en el Ermitage.
Recientemente se efectuó en el Museo la limpieza del cuadro de Victoria Martín, `Psiquis y Cupido`. Quedó evidente una pincelada y estilo tan diferentes del que observábamos en el `Ecce Homo` que hacía muy difícil pensar en esta artista como imitadora del estilo de Ribera, con tales resultados. Por ello, mantuvimos la atribución a Ribera.
Nicola Spinosa (1979, 102) en su estudio de la obra completa de Ribera, relacionó este Ecce-Homo con la escuela ribesca, considerándolo próximo a modelos de Guido Reni y derivado del ejemplar de Leningrado.
Pérez Sánchez (1992, 371) lo consideró de fecha problemática con importante participación del taller.
Cuando se decidió realizar la limpieza de este cobre, nos ilusionaba poder despejar las dudas que existían sobre el cuadro y la firma del mismo.
No sospechábamos hasta qué punto el barniz ocultaba la belleza y la calidad de esta obra. Tanto que pensamos que la densidad y coloración del barniz, más intensa en el cuerpo que en la cabeza, pudiera haberse aplicado en el siglo XVIII, con la intención de atenuar el claroscuro y el fuerte naturalismo, persiguiendo una estética más propia al gusto neoclásico. Pudimos observar en el proceso de limpieza que, sobre todo en la zona del pecho, el barniz tenía carga de color, con aplicación punteada hecha, quizás, con la ayuda de una esponja o salpicando con un pincel.
La firma presenta una redacción distinta de las firmas seguras, con un `deribera` junto y `balenciano` con `b`. Sin embargo, resistió la retirada de las numerosas capas de barniz, y se lee ahora, a simple vista, sobre el hombro izquierdo. Este lugar, elegido para la firma, se repite en bastantes obras del artista valenciano.
Tras la limpieza se han puesto al descubierto características de extraordinaria calidad. Junto a la peculiar técnica de pinceladas cortas y paralelas, con intención modeladora, podemos admirar ahora el tono claro de las carnaciones. Destaca el estudio anatómico, muy naturalista, de la mano, cuello, clavícula y hombro desnudos que aparecía antes atenuado por el barniz y la suciedad. Sobresale la calidad en el tratamiento de los ojos, barba, bigote, así como de la corona de espinas, las cuales con gran realismo se clavan en la frente que sangra sobre el rostro, cuello y hombro izquierdo. Resplandece la intensidad del tono bermellón de la clámide. El fondo oscuro que dominaba la pintura aparece ahora gris claro azulado, con ligero resplandor alrededor de la cabeza que permite que destaquen las numerosas espinas de la corona. Son evidentes, además, las referencias en el modelo de Guido Reni y en la resolución de las sombras de Caravaggio. Todas estas características nos acercan al estilo de José de Ribera en los primeros años de la década de 1630 a 1640. Y pensamos que el cuadro, con mayor o menor intervención directa del artista, debió salir en esas fechas del taller de Ribera.´
Tipo de Colección Colección Estable
Bibliografía ANTONOV, Victor. ´La adquisición de Gessler para el Ermitage´. 1982. p. 295; Archivo Español de Arte. Número 219

CLAVER CABRERO, Isabel; SÁNCHEZ PEÑA, José Miguel. ´El Ecce-Homo atribuido a Ribera legado de Dª Alejandrina Gessler´. 1995-1996. pp. 141-144; il. p. 145; Boletín del Museo de Cádiz.

MAYORAL; PARRACIA, Pedro. D.ª Alejandrina Gessler (Mme. Anselma La-Croix). Su biografía y obras. 1908. pp. 28-31.

PEMÁN; PEMARTÍN, César. Catálogo del Museo de Bellas Artes de Cádiz. 1952. pp. 34-36.

PEMÁN; PEMARTÍN, César. Catálogo del Museo Provincial de Bellas Artes de Cádiz (Pinturas). 1964. pp. 102-104.

QUINTERO ATAURI, Pelayo. ´Ecce-Homo, del Legado de Madame Anselma´. 1921. pp. 116-120; il. p. sin nº; Boletín del Museo de Cádiz
. Número 4

SÁNCHEZ DE PALACIOS, Mariano. ´Los Ecce-Homo del Museo de Bellas Artes de Cádiz´. 1935. p. 119; Boletín del Museo de Cádiz. Número 19
Observaciones Disponible para exposición temporal, de acuerdo a la normativa legal vigente
Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6