Foto: Pablo Linés Viñuales

:: Ampliar Imagen ::

Museo Museo Nacional del Romanticismo
Inventario CE8732
Clasificación Genérica Escultura; Metalistería
Objeto/Documento Busto
Autor/a Piquer y Duart, José (Lugar de nacimiento: Valencia, 19/08/1806 - Lugar de defunción: Madrid, 26/08/1871)
Título Francisco de Asís de Borbón
Materia/Soporte Bronce
Técnica Fundido
Dimensiones Altura = 72 cm; Anchura = 47 cm; Profundidad = 26 cm; Diámetro base = 20 cm
Descripción Busto del rey consorte ataviado con uniforme militar y ostentando el Toisón de Oro y varias condecoraciones, entre ellas la banda y la Gran Cruz de la Orden de Carlos III, así como la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica.
Francisco de Asís de Borbón y Borbón era hijo del infante Francisco de Paula, duque de Cádiz y hermano de Fernando VII. Se casó en 1846 con su prima, Isabel II, recibiendo tras esta unión el grado de Capitán de los Ejércitos.
A juzgar por la firma que consta en la parte posterior del busto, en esta ocasión fue retratado en 1848 por José Piquer y Duart (1806-1871). La obra de este artista valenciano, último escultor de cámara y muy apreciado por Isabel II, se caracteriza por una gran perfección técnica y se mueve entre el Neoclasicismo y la tradición barroca española. Recibe también la influencia de escultores extranjeros como Jean-Antoine Houdon (1741-1828) y Antonio Canova (1757-1822). Pese a ello, lo que más y mejor le identifica es su realismo detallado y expresivo, siendo de hecho el primer escultor que abandona los patrones académicos, aspecto especialmente manifiesto en sus retratos. El que ahora nos ocupa presenta un cuidado detallismo sobre todo en la indumentaria y las condecoraciones. Sin embargo, el rostro resulta inexpresivo y nos ofrece una imagen convencional del rey consorte muy arraigada en la retratística oficial de entonces, siendo habitual que luciese uniforme militar de gala y diversas condecoraciones. No en vano guarda un gran parecido con el retrato al óleo que le hizo un año después Federico de Madrazo y Küntz (1815-1894). Parece lógico que en esos años los retratos oficiales de los monarcas tuvieran ciertos paralelismos al margen del soporte utilizado para su realización. En este caso, se trata de una escultura de bronce, uno de los materiales de preferencia en las esculturas de época isabelina y sin duda uno de los que más trabajó el artista valenciano. Como el barro, también utilizado comúnmente en ese período, el bronce era propicio para lograr la variedad de los efectos plásticos buscados, sin abandonarse por ello el uso del mármol, que de hecho continuó teniendo un cierto predominio. Precisamente, el retrato que nos ocupa tiene su paralelo en este material. También de mármol es otra escultura de este artista que se conserva en el Museo del Romanticismo y que es un magnífico ejemplo del realismo de Piquer. Se trata de la obra "Infante muerto" (inv. CE0835), firmada y fechada en 1855, y que la mayoría de los expertos identifica con la infanta María Cristina de Borbón, fallecida a los tres días de nacer. Ambos trabajos se cuentan entre los realizados para la Casa Real como escultor de cámara, cargo que ya ostentaba a título honorario en 1848, cuando realizó este busto.
Iconografia Retrato real; Gran Cruz de la Orden de Carlos III; Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica; Collar de la Orden del Toisón de Oro
Datación 1848
Contexto Cultural/Estilo Década Moderada (1844-1853)
Romanticismo
| más imágenes |

Foto: Pablo Linés Viñuales

Foto: Pablo Linés Viñuales

Foto: Pablo Linés Viñuales

Foto: Pablo Linés Viñuales

Foto: Pablo Linés Viñuales

Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6