Foto: Pablo Linés Viñuales

:: Ampliar Imagen ::

Museo Museo Nacional del Romanticismo
Inventario CE0893
Clasificación Genérica Obra gráfica
Objeto/Documento Dibujo
Autor/a Domínguez Bécquer, Gustavo Adolfo (Lugar de nacimiento: Sevilla (m), 1836 - Lugar de defunción: Madrid (m), 1870)
Título Joven romántica
Materia/Soporte Papel avitelado
Tinta ferrotánica
Técnica Dibujo a la tinta
Dibujo con pluma de punta metálica
Dimensiones Altura = 232 mm; Anchura = 160 mm
Descripción Dibujo que representa a una joven de perfil a la izquierda con la mirada vuelta hacia el espectador. Lleva el cabello suelto, largo y ondulado y viste a la moda de los años cincuenta del siglo XIX, con miriñaque.
Hijo del pintor José Domínguez Bécquer, Gustavo Adolfo Bécquer (Sevilla, 1836 - Madrid, 1870) ha pasado a la Historia fundamentalmente por su legado literario, reflejo de su esfuerzo por encontrar la síntesis de un universo dividido entre el sueño y la razón. No obstante, los dibujos que se conservan de su mano revelan sus dotes para las artes plásticas. No en vano nació en el seno de una familia de artistas. En 1849 entró como aprendiz en el estudio del pintor Antonio Cabral, donde permaneció dos años hasta que pasó al de su tío Joaquín Domínguez Bécquer, donde ya se encontraba su hermano Valeriano, al que siempre estuvo muy unido. Hay que entender la vida de estos hermanos en el contexto de la época, rodeados de un círculo de amigos embebidos del espíritu romántico, con interés por el arte en sentido amplio (pintura, música, literatura...). Quizá lo que más se conoce de la faceta como dibujante de Gustavo Adolfo sean los dibujos satíricos que ambos realizaron para "Los contrastes o Álbum de la Revolución de julio de 1854, por un patriota". En 1858 conoce a su musa Julia Espín, cantante de ópera en cuyo álbum, así como en el de su hermana Josefina, dejó constancia de su talento literario y dibujístico. Igualmente conocida es la serie "Les morts pour rire. Bizarreries", fechada en 1859. Por último, a él y a su hermano Valeriano se les atribuyen dibujos de la serie "Los Borbones en pelota", de 1868, obra satírica que buscaba ridiculizar, entre otros personajes, a los propios Isabel II y Francisco de Asís. Vemos por tanto que muchos de sus dibujos le sirvieron para ilustrar las ideas que tan brillantemente supo expresar con la pluma en sus míticas rimas o en sus leyendas.
El trazo nervioso y decidido del dibujo que nos ocupa evidencia el hábil manejo de la pluma que llegó a tener uno de nuestros más brillantes poetas románticos. Firmado en el ángulo inferior derecho, representa a una mujer ataviada a la moda de la época cuya juventud se delata por su cabello suelto. La obra llegó aislada al Museo del Romanticismo y no se tiene constancia de su posible pertenencia a un álbum o a alguna serie. Además, no está fechado. Por todo ello, todo intento de identificación de la dama es pura conjetura. Podría tratarse de Julia Espín o bien de su propia esposa, Casta Esteban, con la que compartió un tormentoso matrimonio que no llegó a la década. Otra posibilidad es que se trate de un familiar de Antonio María Fabié, si tenemos en cuenta que el dibujo ingresó en la colección del Museo del Romanticismo gracias a la donación de una descendiente suya, Rosario Fabié. Recordemos que Bécquer y el famoso político y escritor fueron íntimos amigos en la infancia y que mantuvieron su relación en la edad adulta. Sea quien fuere la retratada, bien podría simbolizar a la mujer ideal a la que el poeta cantó en sus versos. En este sentido, la imagen que se tiene de la mujer en el Romanticismo es superficial y está basada en un estereotipo falso, etéreo e inexistente, y en definitiva, en el puro sentimiento. Asociada a la imaginación, la mujer amada se convierte en la fuente de toda magia, de toda metamorfosis. Para su compañero, hace retroceder las fronteras del "yo", cristaliza en él los sueños y los deseos más íntimos, enaltece la imaginación. Es, esencialmente, una imagen casi espiritual pero para soñarla también hay que hacerla, modelarla a la imagen de estos sueños para lo que es preferible que su naturaleza sea dócil, frágil, inocente, casi infantil.
Iconografia Figura femenina
Datación 1850[ca]-1870[ca]
Contexto Cultural/Estilo Edad Contemporánea
Romanticismo
| más imágenes |

Foto: Pablo Linés Viñuales

Foto: Arantxa Boyero Lirón

Foto: Arantxa Boyero Lirón

Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6