Foto: Rebeca García Merino

:: Ampliar Imagen ::

Museo Museo del Greco
Inventario CE00022
Clasificación Genérica Pintura
Objeto/Documento Cuadro
Autor/a Taller del Greco
Título Cristo Crucificado
Materia/Soporte Lienzo: Tela
Marco: Madera
Técnica Óleo
Dimensiones Lienzo: Altura = 99 cm; Anchura = 65 cm
Marco: Altura = 112 cm; Anchura = 78 cm; Profundidad = 8 cm
Descripción Figura masculina crucificada con tres clavos sobre un fondo cubierto por nubes. Presenta la cabeza ligeramente inclinada, con el cabello y la barba largos y los ojos cerrados. Su cuerpo se cubre, únicamente, por una pequeña tela blanca a la altura de la cintura y ciñe su cabeza una corona de espinas, sobre la que aparece, en la parte superior de la cruz, una inscripción.

Cristo aparece representado al poco de expirar. La cabeza permanece aún erguida aunque ligeramente inclinada a la derecha; del costado brota un chorro de sangre. Dos ángeles adultos flanquean en el aire a Jesús, afanándose en recoger en sus manos la sangre que se desprende de las heridas del crucificado. En lo alto de la cruz, en hebreo, griego y latín la inscripción "IESVS NAZARENVS REX IVDEOR[UM]". En la zona inferior, a los pies de la cruz, la Virgen y San Juan.
La escena sigue en parte el evangelio de San Juan, quien describe tanto a los personajes que acompañaban al pie de la cruz a Jesucristo, como el momento en que, tras morir éste, se le rasgó el costado.

El Crucificado, imagen de devocion por antonomasia, fue uno de los temas más frecuentes tratados por el Greco y su obrador. Significativamente, las versiones que conocemos de su época italiana muestran a Cristo muerto, con el torso frontal y la cabeza caída sobre el hombro derecho. Pero una vez en España, el Greco no parece haber figurado jamás al Crucificado aislado muerto. Desde 1590 aproximadamente (es decir, desde el Crucificado con dos orantes del Musée du Louvre, en el que fijó el prototipo de sus Crucificados posteriores), lo representó siempre vivo, con un canon sumamente delicado y curvándose lánguidamente a la búsqueda de esa suprema gracia formal que encerraba la linea serpentinata. La única vez que é, sin intervención del taller, volvió a representar a Cristo muerto, frontal y con el pie derecho sobre el izquierdo, fue en el Calvario para el retablo mayor del Colegio de doña María de Aragón (1596-1600), conservado hoy en el Museo del Prado.

El Cristo Crucificado del Museo del Greco reproduce fielmente el del Calvario del Prado con dos únicas alteraciones: la eliminación de la herida del costado y del chorro de sangre que surge de ella en la obra original, y la adición de un halo romboidal alrededor de la cabeza. La supresión del resto de las figuras (la Virgen, San Juan, la Magdalena, los ángeles) y la presentación de Cristo ante un fondo de nubarrones aborrascados, sin representación de paisaje (reveladoramente, tampoco lo hay en el cuadro del Prado), lo configuran como una obra de claro carácter devocional.

Procedente de un convento toledano no identificado, suprimido durante la Desamortización de 1835, es una obra de autoría discutida. Cossio (que ya señaló que estaba "bastante estropeado"), Mayer y Camón lo consideraron autógrafo, fechándolo en los últimos años del maetsro, pero Soehner lo clasificó como obra de Jorge Manuel o su taller, y Wethey, considerándolo "obra mediocre de un discípulo", lo asignó directamente a la Escuela del Greco" y lo fechó hacia 1610-1620. Más prudentemente, María Elena Gómez Moreno pensó "que no se trata de copia posterior, sino de obra de taller, como de discípulo acentuando las anormalidades de dibujo, según hacia el Greco en los últimos años". Para Lopera "el colorido del fondo, la acentuación del aspecto espiritado del cuerpo de Cristo y la factura del paño de pureza, sincopada y muy alejada de la de la obra original, apuntan a una copia hecha en el propio taller del Greco, seguramente por Jorge Manuel, quizá a partir del modelo reducido que quedaría en él y que, aunque hoy es desconocido, aparece registrado en el inventario de bienes del Greco de 1614 (Un christo en cruz con S. Juº i maria y ángeles)".
Datación 1601=1625
Contexto Cultural/Estilo Barroco
Manierismo
Lugar de Producción/Ceca Toledo (Castilla-La Mancha, España)
Lugar de Procedencia Toledo(Castilla-La Mancha, España)
[Procedente de un convento toledano no identificado, suprimido durante la Desamortización de 1835. Estuvo en el Museo Arqueológico y de Bellas Artes de Toledo como depósito de la Comisión de Monumentos en San Juan de los Reyes y después pasó al Museo del Greco desde su fundación en 1910.
En el libro de Registro del Museo se indica que su procedencia es San Juan de los Reyes.]
| más imágenes |

Foto: Rebeca García Merino

Foto: Rebeca García Merino

Foto: Miguel Ángel Otero Ibáñez

Foto: Rebeca García Merino

Foto: Rebeca García Merino

Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6