Foto: Juan Carlos Quindos de la Fuente

:: Ampliar Imagen ::

Museo Museo Nacional de Artes Decorativas
Inventario CE07187
Clasificación Genérica Azulejería; Elementos asociados a la arquitectura
Objeto/Documento Alizar
Materia/Soporte Loza
Anverso: Vedrío estannífero
Óxido metálico
Técnica Moldeado (Cerámica)
Anverso: Esmaltado (cerámica)
Pintado a pincel
Dimensiones Altura = 4,50 cm; Longitud = 18,10 cm; Anchura = 4,20 cm; Anchura máxima = 8 cm
Descripción Alizar prismático, prolongado en una de sus caras para aumentar la superficie de apoyo con el muro, cubierto en dos de sus caras por un esmalte blanco, y decorado a pincel en azul de greca entre listeles rectos, formada por dos líneas escalonadas que se cruzan, y dos pequeñas flores de pétalos redondos en los extremos que se completan en los alizares contiguos.

Aunque en Talavera existió una industria alfarera desde época hispanomusulmana, en el siglo XVI comenzó a desarrollarse una de cerámica decorada sobre esmalte a la manera de Italia y Flandes. Para ello se considera definitiva la aportación de maestros azulejeros venidos de Amberes, como Hans de Vriendt, más conocido como Jan Floris o Juan Flores, que hacia 1551 se estableció en Plasencia y en 1565 figura como estante en Talavera, donde trabajó como proveedor de la Corona (Valsaín, 3 de septiembre de 1562). Flores y otros ceramistas que le siguieron como Juan Fernández, Juseppe de Oliva o Hernado de Loaysa, llevaron a cabo unos repertorios novedosos de estilo renacentista - manierista, que si bien no puede decirse que se desarrollaran en paralelo a pintura contemporánea, sí muestran una fuerte influencia de las corrientes artísticas de la época difundidas a través de grabados y estampas.

Los alizares son una tipología de azulejo con forma prismática, prolongados en una de sus caras para aumentar la superficie de apoyo con el muro, con una acanaladura en la parte interior para recibir el azulejo contiguo y su mortero, destinados a cubrir los bordes de los escalones, los alféizares y marcos de vanos y ventanas, o los ángulos de los muros y los frontales de altar (si son de madera se conocen como "mamperlán"). No hay que confundir con los "aliceres", que son los azulejos planos de formas variadas que forman los frisos en la parte superior o inferior de los zócalos y paramentos. En concreto, este diseño de lacería en zigzag formando una greca con flores aparece en rematando los vivos de la base de un retablo de San Juan Bautista atribuido a Juan Fernández hacia la década de 1570 (Museo Ruiz de Luna de Talavera, procedente de la iglesia de Marrupe, Toledo), y en numerosos frontales de altar como con el "Sacrificio de Isaac" de la capilla de Santa Ana y el de la Inmaculada de la catedral de Córdoba (atribuido a Hernando de Loaysa), la iglesia de San Andrés de Talavera de la Reina o la ermita del Santísimo Cristo de La Iglesuela (Toledo), y el púlpito del convento de Porta Coeli de Valladolid (realizado por Alonso de Figueroa, h. 1614).
Datación 1576=1625
Contexto Cultural/Estilo Edad Moderna
Lugar de Producción/Ceca Talavera de la Reina (Talavera (comarca), Toledo)
| más imágenes |

Foto: Juan Carlos Quindos de la Fuente

Foto: Juan Carlos Quindos de la Fuente

Foto: Juan Carlos Quindos de la Fuente

Foto: Juan Carlos Quindos de la Fuente

Foto: Juan Carlos Quindos de la Fuente

Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6