Foto: Pablo Linés Viñuales

:: Ampliar Imagen ::

Museo Museo Nacional del Romanticismo
Inventario CE2379
Clasificación Genérica Indumentaria infantil
Objeto/Documento Faldón
Materia/Soporte Algodón
Hilo
Técnica Organza
Aplicación [aplicación de puntilla]
Bordado
Encaje de bolillos
Calado
Botón: Forrado
Dimensiones Anchura máxima = 93 cm
Botón: Diámetro = 0,50 cm
Delantero: Longitud = 105 cm
Espalda: Longitud = 106,50 cm
Manga: Longitud = 11 cm; Anchura = 4,50 cm
Descripción Faldón de cristianar de color crudo. Compuesto por un canesú y mangas cortas rematadas en tres volantes. El canesú bordado con motivos vegetales, con escote cuadrado y pecho de forma triangular rematado por volantes a modo de solapas. En la espalda cenefa bordada en la parte superior. Faldón en tejido liso con un triángulo central rematado por un volante bordado; en su interior decorado con motivos bordados con tres ramos, el central más grande, con dos pájaros a los lados. De estos tres ramos parten dos tiras de encaje a modo de guirnalda. En el borde inferior decoración de losange en cuyo interior alternan flores bordadas y motivos calados. El faldón se cierra a la espalda con tres botones forrados de tela, dispuestos en el canesú y tres presillas de cordoncillo.
Prenda ceremonial infantil utilizada para cristianar a los niños. Hasta el siglo XVII los bebés eran bautizados sumergiéndolos en el agua y cubriéndolos posteriormente con un paño bordado, esto simbolizaba la purificación del pecado original y su renacimiento como nuevo ser. En el siglo XVIII la Iglesia suprimió la inmersión total del neófito, adoptando la costumbre de rociar con agua bendita la cabeza; para esta ceremonia, el niño se atavía con un largo vestido blanco, símbolo de pureza e inocencia, de telas suaves como la seda salvaje, tul, plumeti, piqué, batista, organdí u organza; iba profusamente decorado con bordados en blanco, puntillas y encajes de este mismo color.
Generalmente el traje de cristianar constaba de cuatro prendas: enagua, vestido, capa o chaquetita y capotita.
Esta prenda solía ser un regalo de la madrina, si bien otras veces era la madre quien lo confeccionaba mientras esperaba la venida del bebé. Cada familia contaba con un faldón que pasaba de un hijo a otro.
Iconografia Motivos vegetales y animales
Datación 1826=1875 (Mediados del siglo XIX)
Contexto Cultural/Estilo Romanticismo
Edad Contemporánea
| más imágenes |

Foto: Pablo Linés Viñuales

Foto: Paola di Meglio

Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6