Museo Museo Nacional de Escultura
Inventario CE0463
Clasificación Genérica Escultura
Objeto/Documento Escultura de busto
Autor/a Anónimo
Título San Sebastián
Conjunto Serie relicarios napolitanos
Materia/Soporte Madera
Técnica Tallado
Dorado
Plateado
Dimensiones Altura = 59 cm; Anchura = 39 cm; Profundidad = 25 cm
Descripción La renovación del valor de las reliquias durante la Contrarreforma requirió unos contenedores adecuados a su función, dando lugar al desarrollo de toda una tipología escultórica. Los relicarios son objeto de acopio por parte de las grandes familias nobles, haciéndolos objetos de devoción y acumulándolos en cámaras contiguas a las destinadas a su enterramiento, como viáticos para el más allá. El modelo a seguir es naturalmente el escurialense.
Esta pieza forma parte de un conjunto de relicarios antropomorfos en madera dorada y plateada, que representan figuras de medio cuerpo, sobre peana, con un hueco en el pecho para la teca con la reliquia, procedentes de la Desamortización. En Valladolid se encuentran a principios del siglo XVII, dos grandes conjuntos relicarios en conventos amparados bajo el mecenazgo del poderoso Duque de Lerma, San Pablo y San Diego, sin que por el momento se pueda diferenciar la procedencia concreta de cada ejemplar.
Responden a esquemas de un tratamiento casi seriado, con actitudes estereotipadas de cuidada corrección anatómica, prestando especial atención a la muestra de los atributos particulares que contribuyen a identificar a los personajes; en general no existe intencionalidad alguna de dotar a las figuras de una personalidad especial, por encima de un tono idealizado y de una composición elegante de detalle minucioso y preciosista que ha de partir de la orfebrería. El uso de los metales dignificaba la valoración de la propia reliquia, de manera que estos relicarios no son más que una imitación del bronce sobredorado y la plata empleados en origen, que sirvió para reproducir el carácter cortesano de las esculturas, disminuyendo notablemente los costes de producción.
Representación más habitual de San Sebastián en el momento de ser martirizado, como un joven semidesnudo atado a un árbol para ser asaeteado.
Iconografia San Sebastián
Inscripciones/Leyendas Parte inferior de la base.
RELIQUIA DE ... EVASTIAN [Lápiz moderno]
Parte inferior en la base con un papel escrito.
RELIQUIA DE ... EVASTIAN
Datación 1600[ca]
Contexto Cultural/Estilo Barroco italiano. Nápoles
Lugar de Procedencia Convento de San Pablo (Dominicos), Valladolid (m)(Valladolid Centro, Valladolid (p))
Lugar Específico/Yacimiento Convento de San Pablo (Dominicos)
Clasificación Razonada La exaltación de la santidad y el martirio, pregonada por la Contrarreforma como un arma frente a los principios del protestantismo, condiciona una renovación del valor de la reliquia desde los propios mecanismos de la jerarquía eclesiástica. La consideración de los restos sagrados requería unos contenedores adecuados a su función, con el desarrollo de toda una tipología escultórica. Los relicarios son objeto de acopio por parte de las grandes familias nobles, haciéndolos objetos de devoción y acumulándolos en cámaras contiguas a las destinadas a su enterramiento, como viáticos para el más allá. El modelo a seguir es naturalmente el escurialense. El conjunto de reliquias coleccionadas por Felipe II y dispuestas en su última morada, se albergaba en relicarios de formas diversas, bustos, brazos o pirámides, en cuyo trabajo intervinieron los artistas del momento. El uso de los metales dignificaba la valoración de la propia reliquia, de manera que los relicarios que ahora se estudian, realizados en madera dorada y plateada, no son más que una imitación del bronce sobredorado y la plata empleados en origen, que sirvió para reproducir el carácter cortesano de las esculturas, disminuyendo notablemente los costes de producción. En Valladolid se encuentran en los primeros años del siglo XVII, dos grandes conjuntos relicarios en conventos amparados bajo el mecenazgo del poderoso Duque de Lerma, San Pablo y San Diego, formando parte de un enorme aparato propagandístico. No es posible por el momento diferenciar la procedencia concreta de los bustos, vinculados a uno u otro conjunto, que llegan al Museo con motivo de la Desamortización, aunque muchos se encuentran dispersos por distintos templos vallisoletanos (San Miguel, La Magdalena, Carmelitas Descalzas).
Con un similar tratamiento escultórico, de gran corrección y clasicismo, sólo podemos relacionar su trabajo con algún taller relacionado con la corte. Tanto en Valladolid como en otros centros de poder político, se conservan ejemplos de este tipo de escultura que se convirtió para sus poseedores en una rasgo de prestigios social. Este busto contiene en su pecho el hueco oportuno para colocar la teca con la reliquia, representando a San Sebastián. Su concepción contrasta en el tratamiento cromático final, a través de la plata o el oro que los recubre, en ese claro intento de imitación metálica.
Bibliografía ARIAS MARTÍNEZ, Manuel. San Sebastián. En: URREA FERNÁNDEZ, Jesús(dir). Obras del Museo Nacional de Escultura. Valladolid (m): 1997. pp. 54-57.
Catalogación Arias Martínez, Manuel
| más imágenes |
 
 
 
Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6