Foto: Miguel Ángel Otero

:: Ampliar Imagen ::

Museo Museo Nacional de Antropología
Inventario CE8427
Clasificación Genérica Objetos rituales; Escultura; Objetos devocionales
Objeto/Documento Figura
Tipología/Estado Antropomorfa
Materia/Soporte Bronce
Técnica Fundido
Dimensiones Altura = 18,50 cm; Longitud = 14,50 cm; Anchura = 11 cm
Descripción Figura que representa al dios hindú Shiva sobre un doble trono de loto y acompañado de su paredro, la diosa Parvati, sentada en su rodilla. Representado en su forma terrorífica como Bahirava, se adorna con un collar de cabezas humanas y sujeta en sus dieciocho brazos diferentes atributos, como son la espada, el loto, el lazo, el timbal o el vajra (rayo) y la ghanta (campana). Los dioses están flanqueados por sus respectivas monturas: Nandi, el cebú de Shiva, y Shima, el león de Parvati.
Shiva es uno de los principales dioses del hinduismo. Junto con Brahma y Vishnu, forma una triada divina en la que personifican, respectivamente, la destrucción, la creación y la conservación. No obstante, Shiva es una divinidad compleja que aloja en sí misma los tres conceptos; es también una divinidad paradójica, ya que representa a la vez realidades antagónicas y complementarias, como la destrucción y la creación. Su mujer, la diosa Parvati, es su shakti o energía femenina y la madre de sus dos hijos, Ganesh y Skanda; es además una diosa paradójica como Shiva, identificada con conceptos como la naturaleza y la fertilidad, pero también con la muerte y la destrucción.
Shiva y Parvati moran en la cima del monte Kailash del Himalaya, del cual deriva el nombre Kailasanatha que reciben los templos que se le dedican al dios. El Kailash es sagrado para el hinduismo, así como para el budismo tibetano, el jainismo y el bön, y es por ello un importante lugar de peregrinaje para estas religiones, que lo consideran el centro espiritual del universo.
Shiva es venerado no sólo en el hinduismo, sino también en el budismo tibetano tántrico, cuya escuela principal es el Vajrayana o "Vehículo del diamante", derivado de la palabra hindú vajra, diamante, pero también rayo o falo. Extendido principalmente por Tíbet y Mongolia, el budismo Vajrayana conserva un gran número de componentes del hinduismo, como el propio dios en su representación tántrica, ejemplificada en esta pieza. Contiene también un simbolismo sexual, basado en el rechazo a todo dualismo y en la fusión de las energías masculina y femenina como vía para alcanzar el Nirvana.

Donación realizada en 1989 por Argimiro Santos Munsuri (Beteta, 1911- Madrid, 1993), aficionado al arte y la filosofía oriental. Su afición le llevó a realizar en 1934 un viaje a China, donde visitó principalmente Shanghai y Pekín. Estuvo en museos y excavaciones arqueológicas y compró unos 300 objetos, que pasron a formar el núcleo de su colección de Arte Oriental. A su vuelta siguió estudiando la cultura oriental, formando una buena biblioteca sobre el tema, una parte de la cual también ha sido donada al Museo. Viajó frecuentemente a París a ampliar conocimientos, pero también lo haría varias veces a la India, Tíbet, Nepal, China, etc. Fue vocal de la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Obras de Arte, como representación de Hacienda.
La colección donada la fue formando a lo largo de su vida, comprando los objetos unas veces en los lugares de origen, pero otras en las principales salas de subastas de París, Londres y Nueva York, como son Christie´s, Sotheby´s, etc. La colección, de 230 objetos, se puede dividir básicamente en tres grandes apartados: 1. Objetos relacionados con el buddhismo y el tantrismo. 2. Tabaqueras de rapé y sellos chinos. 3. Objetos con diverso origen y función. Los objetos tienen un relevante interés etnográfico. Representan diferentes aspectos de la cultura material (armas, instrumentos musicales, etc.) de los pueblos de su país de origen y también son objetos que forman parte del sistema de creencias, así como de la indumentaria y el adorno personal, que simbolizan además el estatus de su poseedor. Con ocasión de su donación se celebró en el museo la exposición Culturas de Oriente, con la edición de un catálogo en 1990, y diferentes investigaciones de alumnos de la Universidad Complutense, en Madrid, han tenido como referencia objetos donados por Argimiro Santos Munsuri.

Bibliografía:
Eliade, M. y Couliano, I. P., 1990: Diccionario de las religiones, Paidós, Barcelona, 74-75, 175.
Ridley, M., 1970: Oriental Art. India, Nepal and Tibet, Arco Publishing Company, New York, 16-21.
Romero de Tejada y Picatoste, P., Santos Moro, F. y Santos Munsuri, A., 1990: Culturas de Oriente. Colección Santos Munsuri, Museo Nacional de Etnología, Madrid, 106, nº 73.
Santos Moro, F., Sierra Delage, M. y Romero de Tejada y Picatoste, P., 1999: El mundo de las creencias, Museo de Teruel-Museo Nacional de Antropología, Teruel, 122.
Santos Moro, F. 2010: Religiones orientales. Museo Nacional de Antropología, Ministerio de Cultura, Madrid, 60-61.
VV.AA., 2000: Facies deitatis. Los rostros de Dios, Consorcio de Santiago-Arzobispado de Santiago de Compostela, Coruña, 193-194.
Iconografia Shiva; Parvati; Nandi
Datación 1701=1800 (Siglo XVIII)
Contexto Cultural/Estilo Asia Meridional
Hinduismo
Budismo [Budismo tántrico tibetano.]
Lugar de Producción/Ceca Nepal (Asia Meridional, Asia)
Lugar de Procedencia Nepal(Asia Meridional, Asia)
Santos Munsuri, Argimiro
| más imágenes |

Foto: Miguel Ángel Otero

Foto: Miguel Ángel Otero

Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6