Foto: Raúl Fernández Ruiz

:: Ampliar Imagen ::

Inventario 34069
Clasificación Genérica Escultura
Objeto/Documento Estatua
Conjunto Negativo sobre nitrato de celulosa y FM
Materia/Soporte Mármol blanco
Técnica Talla
Dimensiones Altura = 109 cm; Anchura = 38 cm; Profundidad = 21 cm
Descripción Escultura de personaje masculino estante que sobre el pecho cruza una piel de pantera o nébride y va calzado con sandalias. El cabello va recogido con una taenia o cinta y sobre ella lleva una guirnalda de hojas de hiedra, pámpanos y uvas, símbolos de la fecundidad y naturaleza asociada a su divinidad.
En su mano derecha lleva un cántaros o copa alta para verter vino y bajo ella, y a los pies de la escultura, se sitúa una pantera, animal salvaje que acompaña al dios en sus ritos.
Dioniso griego, Baco para el pueblo romano, es el primer conocedor del vino y lo dona como regalo a los hombres.Su culto y los rituales hechos en su honor y en el de su cortejo como sátiros, ménades, faunos y otros acompañantes en los frondosos bosques durante la noche se extiende desde Grecia y a través del tiempo a todos los lugares conocidos. Las bacanales celebradas en su honor son una de las fiestas más importantes del calendario romano, a pesar de su prohibición por parte del Senado en el año 186 a.C. Las fiestas se realizaban de noche, y al principio de instaurarse este culto, solo podían asistir a ellas las mujeres. Las bacantes, poseídas por el espiritu de Baco y después de haber bebido su vino y ser ungidas con sangre de animal salvaje, bailaban sobre la hierba de los bosques. Todos los excesos estaban permitidos, la moral no contaba, según el escritor Tito Livio.
Descubierta esta escultura en Aldaya, Valencia, en 1884, formaría parte, sin duda, del programa escultórico del jardín o peristilo de una casa, lugares donde se situaban las esculturas de este dios, siempre relacionado con la naturaleza.
Iconografia Baco
Datación 101=200 (Siglo II d.C.)
Contexto Cultural/Estilo Cultura Romana
Lugar de Procedencia Torrente, Aldaia(Huerta de Valencia (comarca), Valencia)
Lugar Específico/Yacimiento Torrente
Clasificación Razonada Escultura del dios Baco derivada de prototipos clásicos griegos desde el siglo V a.C.
Para mostrar su esplendorosa belleza se le representa desnudo.
El celebrado Dionisio griego, Baco para el pueblo romano, es el primer conocedor del vino y lo dona como regalo a los hombres. Su culto y los rituales hechos en su honor y en el de su cortejo como sátiros, ménades faunos y otros acompañantes en los frondosos bosques durante la noche se extiende desde Grecia a través del tiempo a todos los lugares conocidos.
Las bacanales celebradas en su honor son una de las fiestas más importantes del calendario romano, a pesar de su prohibición por parte del Senado en el año 186 a.C. Las fiestas se realizaban de noche y, al pricipio de instaurarse este culto, sólo podían asistir a ellas las mujeres. Las bacantes, poseíadas por el espíritu de Baco y después de haber bebido su vino y ser ungidas con sangre de animal salvaje, bailan sobre la hierba de los bosques. Todos estos excesos están permitidos, la moral no cuenta. Con aspecto desenfrenado se representan con mucha frecuencia a las ménades y bacantes en esculturas, relieves, pinturas, mosaicos o cerámica. Recordemos que el Imperio romano tiene a Baco como uno de sus dioses más queridos.
Esta obra formaba parte, sin duda, del programa escultórico decorativo del jardín o peristilo de una casa, lugares donde se situaban las eculturas de este dios siempre relacionado con la naturaleza
Catalogador Antigüedades Griegas y Romanas
| más imágenes |

Foto: Raúl Fernández Ruiz

Foto: Miguel Angel Otero

Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte | NIPO: 551-09-050-6Accesibilidad