Foto: Antonio Trigo Arnal

:: Ampliar Imagen ::

Inventario 11266
Clasificación Genérica Cerámica
Objeto/Documento Copa
Nombre Específico Kylix
Autor/a Pintor de Londres E2
Conjunto Ficha antigua 1ª Sección y FM
Materia/Soporte Arcilla
Desgrasante cerámico
Barniz antiguo
Técnica Figuras rojas
Cocción mixta
A torno
Barnizado
Dimensiones Altura = 13 cm; Diámetro = 33 cm; Diámetro pie = 12,50 cm
Descripción Las dos caras exteriores recogen el mismo motivo con ligeras variantes. Los dos protagonistas, Heracles y Dioniso, están recostados en un lecho de rocas y, en lugar de las mesitas habituales del simposio, es el mismo suelo el que sirve de soporte a los alimentos. A la izquierda está Heracles. Del fondo cuelgan el gran carcaj de tipo oriental, con las flechas asomando, una espada envainada y la gran clava de Heracles. El héroe, con el manto enrollado alrededor de la cintura, sostiene un cuchillo en su mano derecha mientras ofrece con la izquierda un enorme cántaros a su compañero. Grandes trozos de carne, pintados de negro, se acumulan junto a Heracles en el suelo. Como héroe popular es un personaje glotón: le caracteriza el desmesurado amor al vino y a la comida. En el compañero recostado a la derecha no se indica ningún atributo definitorio. Pero el ambiente festivo de los sátiros hace suponer que se trata de Dioniso, dios y señor del vino.
Entre ambos personajes atraviesa la escena con gestos grotescos un sátiro de largas barbas y cabellos, caracterizado pues como un ser poco civilizado y agreste, mitad hombre, mitad animal, con las habituales orejas puntiagudas y cola equina. En una de las caras lleva una enócoe o jarra con el vino que sirve a los comensales. En la otra cara le vemos cargando a duras penas con una gran ánfora de vino de Quíos.
A lo largo del siglo V a.C. son populares los sátiros grotescos y danzantes en relación con las múltiples peripecias que suscita su desenfrenada pasión por el vino. Conocemos algunos temas de esta índole a través de los restos de los innumerables dramas satíricos en los que estos seres tratan de robar o descubren asombrados los recipientes del vino. Tal vez el pintor subraya la acción del sátiro y el diálogo entre los comensales con las innumerables inscripciones sin sentido pintadas en rojo que cubren ambas escenas.
En esta gran copa todos los motivos representados se centran en la exaltación del vino. En las dos caras exteriores la escena se desarrolla en un ambiente mítico y agreste: el banquete de Dioniso y Heracles en un paisaje montañosos. En el arcaísmo es habitual el motivo de la heroización de Heracles que, a través del banquete, accede de igual a igual al lecho convivial de un dios. El gran cántaros como vaso heroizador es el símbolo de este nuevo estatus.
En el interior, la vertiente humana en la figura de un simposiasta borracho que corre con una copa en cada mano. Del ámbito agreste se pasa a la sala de banquete. La única sugerencia espacial es el báculo nudoso puesto de pie. El simposiasta encuentra su modelo en el banquete del héroe y del dios del exterior del vaso. El mito respalda y justifica de nuevo la acción humana.
Iconografia I: Copa; Simposiasta; Báculo;
A y B: Escena de simposio; Dioniso; Cántaros; Enócoe; Heracles; Ánfora; Sátiro
Datación 500[ac]-490[ac]
Contexto Cultural/Estilo Cultura Griega
Época Clásica
Lugar de Producción/Ceca Ática
Historia del Objeto Colección del Marqués de Salamanca
Catalogador Antigüedades Griegas y Romanas
| más imágenes |

Foto: Antonio Trigo Arnal

Foto: Antonio Trigo Arnal

Foto: Antonio Trigo Arnal

Foto: Antonio Trigo Arnal

Foto: Antonio Trigo Arnal

Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte | NIPO: 551-09-050-6Accesibilidad