Foto: Gonzalo Cases Ortega

:: Ampliar Imagen ::

Inventario 1940/27/CL/517
Clasificación Genérica Cerámica; Objetos de adorno personal; Ajuar funerario
Objeto/Documento Collar
Título Collar de Sacerdotisa del Sol
Conjunto Ajuar funerario
Metal Arcilla
Técnica Moldeado
Dimensiones Altura = 10,80 cm; Diámetro máximo = 43 cm
Aro: Diámetro = 4,90 cm; Grosor = 1 cm
Cilindro: Longitud = 6,10 cm; Diámetro máximo = 1,40 cm
Cuenta: Diámetro = 1,80 cm
Cuenta de collar: Longitud = 5,60 cm; Anchura = 1,90 cm; Grosor = 1 cm
Descripción Collar formado por piezas de barro (bolas, figuras de aves, cuernos o alas, y varillas). Este collar pertenecía al ajuar de una tumba conocida como la de la "Sacerdotisa del Sol", asociado a otros adornos y dos portatiaras.
La reconstrucción está formada por cuentas esféricas y alargadas que unen cuatro motivos centrales de simbología astral: anillas, cuernos de la Luna y cisnes. Se ha interpretado como una representación del ciclo solar através del viaje de los ánades moviéndose con el cambio de estaciones y en función de los puntos cardinales.
El marqués de Cerralbo, su excavador, lo consideró integrante del ajuar de la "Sacerdotisa del Sol" y lo denominó "Collar sideral" por considerar que el distinto tamaño de las aves representaban su paso por las distintas estaciones en torno al sol, es decir, el ciclo solar. En su obra "las Necrópolis ibéricas" indicó que se había hallado en la sepultura nº 53 de Clares. Sin embargo, las etiquetas manuscritas que acompañan a otras piezas y las fotografías del Archivo Cabré indican que se halló en la sepultura nº 59.

Enrique de Aguilera y Gamboa, XVII Marqués de Cerralbo, 1911: "Notabilísima singularidad de un collar que encontré en una sepultura y dentro de una urna cineraria: collar que armé denominándolo sideral por inducirme a la hipótesis de haber pertenecido a una sacerdotisa del culto del Sol, por los objetos que constituyen este único y admirable collar: pues lo componen cuatro ruedas que en la Antigüedad siempre representaron también al sol, como los cuatro cuernos de la luna, la diosa Eaco de los celtíberos en sus cuatro fases y los cuatro cisnes del viaje nocturno del Sol en la barca que, tirada por un cisne que surcaba el Océano para aparecer todos los días por oriente. Y los cuatro cisnes son de cuatro tamaños representando ser más grandes y fuertes según la duración del viaje lo exigía, así el mayor condujera al sol en el solsticio de invierno con sus noches más largas: el cisne que le sigue en tamaño al equinoccio de otoño, el cisne tercero al de primavera y el cisne más pequeño al solsticio de verano con sus noches más cortas, y por consiguiente de más breve navegación. Los demás objetos de tan excepcional sepultura son el aparato para sostener sobre la cabeza las altas las caperuzas de las sacerdotisas y varios adornos conocidos."
Iconografia Cuentas: Ave
Cronología 525[ac]=376[ac] (Fin S. VI-principio s.IV a.C.)
Contexto Cultural/Estilo Cultura celtibérica
Lugar de Procedencia Clares
Lugar Específico/Yacimiento Necrópolis de Navafría
Historia del Objeto Colección: Cerralbo
Referencia Bibliográfica El marqués de Cerralbo, su excavador, lo consideró integrante del ajuar de la Sacerdotisa del Sol y lo denominó Collar sideral por considerar que el distinto tamaño de las aves representaban su paso por las distintas estaciones en torno al sol, es decir, el ciclo solar. Según la cita del Marqués de Cerralbo se halló en la sepultura nº 53, pero según las etiquetas conservadas y las fotografías del Archivo Cabré se halló en la sepultura 59.
Ver Barril: Enterramientos y ritual funerario en la Necrópolis de Navafría, Clares, Guadalajara, en Kalathos 22-23, 2003-2004, pp. 135-181, p. 173, foto Archivo Cabré nº 4026.
Catalogador Protohistoria y Colonizaciones
| más imágenes |

Foto: Gonzalo Cases Ortega

Foto: Gonzalo Cases Ortega

 

Foto: José Latova Fernández-Luna

 
Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte | NIPO: 551-09-050-6Accesibilidad