Foto: Museo Nacional de Escultura

:: Ampliar Imagen ::

Inventario CE0733
Clasificación Genérica Escultura
Objeto/Documento Escultura de bulto redondo
Autor/a Anónimo
Título Santa Ana, la Virgen y el Niño
Materia/Soporte Madera
Técnica Tallado
Policromado
Dimensiones Altura = 92 cm; Anchura = 52 cm; Profundidad = 19 cm
Descripción Dentro de un movimiento espiritual que se extiende al final de la Edad Media en el que se propugna la implicación afectiva del fiel con los personajes sagrados, uno de los temas más populares fue el que representa a las tres generaciones de Santa Ana, la Virgen y el Niño. La escena comenzó a desarrollarse en escultura en el siglo XIV, pero su gran eclosión se produjo en las dos décadas finales del siglo XV y primeras del XVI, experimentando una evolución hacia formas más realistas.
Entre las obras de dicha iconografía que conserva el Museo, ésta es un ejemplo de notable calidad y representativo de unos esquemas formales que convencionalmente se han venido definiendo con el término hispanoflamenco. Las dudas en la catalogación de muchas de estas esculturas, alejadas de su contexto original, se centran en diferenciar las piezas importadas de las que fueron realizadas por alguno de los muchos maestros procedentes de los Países Bajos. Adquirida en 1968 por el Estado, la noticia de su procedencia palentina, facilitada por su anterior propietario, al menos garantiza que no se trata de una importación reciente. Sobre la base de la fuerte influencia de esculturas realizadas en los Países Bajos, la opción más probable es que se trate de una escultura hecha en Castilla. Así parece confirmarlo también la policromía, ya renacentista, con estofados vegetales en las cenefas de los mantos sobre fondos azules y blancos, que coincide con las que se emplean en numerosas esculturas palentinas policromadas en fechas próximas a 1525.
Iconografia Santa Ana; Virgen María; Niño Jesús
Datación 1501=1525 (Comienzos del siglo XVI)
Contexto Cultural/Estilo Gótico español. Castilla
Lugar de Procedencia Burgos (p)(Castilla y León, España)
[Este dato aparece en documento del expediente]
Clasificación Razonada La propagación al final de la Edad Media de un movimiento espiritual que propugnaba la implicación afectiva y cercana del fiel en la vida de los personajes sagrados, y especialmente en las de Cristo y la Virgen, tuvo en el terreno del arte la lógica consecuencia de un gran enriquecimiento iconográfico con el que se incorporaron a los templos y a la devoción privada una serie de temas, con frecuencia inspirados en relatos apócrifos, cuya característica común era su fuerte carga sentimental. La abundancia de ejemplos conservados no deja lugar a dudas que uno de los más populares fue el que representa, en una misma obra, a las tres generaciones de Santa Ana, la Virgen y el Niño, con el que de forma más o menos velada se aludía a la Inmaculada Concepción de María, concepto de gran interés para la sociedad del momento y de difícil concreción artística.
Fue a partir del siglo XIV cuando el tema comenzó a desarrollarse en escultura, siguiendo frecuentemente esquemas de tendencia vertical, tanto en las versiones sentadas como de pie, y con evidente ausencia de naturalismo en el reducido tamaño de la Virgen. Pero su gran eclosión se produjo en las dos décadas finales del siglo XV y primeras del XVI, experimentando en este último siglo una evolución hacia formas más realistas en las que se llegará incluso a separar las figuras de Santa Ana y la Virgen para representarlas del mismo tamaño.
Entre las obras de esta iconografía que conserva el Museo, ésta es un ejemplo de notable calidad y representativo de unos esquemas formales que convencionalmente se han venido definiendo con el término hispanoflamenco. Las dudas en la catalogación de muchas de estas esculturas, alejadas de su contexto original, se centran en diferenciar las piezas importadas de las que fueron realizadas por alguno de los muchos maestros procedentes de los Países Bajos que se instalaron en la Península Ibérica. Adquirida en 1968 por el Estado, la noticia de su procedencia palentina, facilitada por su anterior propietario, al menos garantiza que no se trata de una importación reciente. La resolución de la talla en alto relieve y la ausencia de detalle en zonas que quedarían ocultas a la contemplación, como el lado interno de la melena de la Virgen, animan a pensar que en origen estuvo destinada a un retablo.
Sobre la base de la fuerte influencia de esculturas realizadas con certeza en las distintas regiones de los Países Bajos, patente en la idealización de los rostros de la Virgen y el Niño, las manos finas con dedos alargados, y el detalle iconográfico del ofrecimiento de Santa Ana a su nieto de una piña, la opción más probable es que se trate de una escultura hecha en Castilla. Así parece confirmarlo también la policromía, ya renacentista, con estofados vegetales en las cenefas de los mantos sobre fondos azules y blancos, que coincide con las que se emplean en numerosas esculturas palentinas policromadas en fechas próximas a 1525.
Bibliografía ARA GIL, Clementina Julia. Escultura gótica en Valladolid y su provincia. Valladolid (m): 1977. pp. 398 y 401.

DE LA PUENTE PÉREZ, Joaquín(comis). Exposición conmemorativa del V Centenario del matrimonio de los Reyes Católicos. Madrid (m): 1969. p. 92.

HERNÁNDEZ REDONDO, José Ignacio. Santa Ana triple. En: GALANTE, Francisco(dir); STOLS, Eddy. Lumen canariense: el Cristo de La Laguna y su tiempo II: Catálogo. Santa Cruz de Tenerife: 2003. pp. 268-269.

HERNÁNDEZ REDONDO, José Ignacio. Santa Ana, la Virgen y el Niño. En: URREA FERNÁNDEZ, Jesús(dir). Museo Nacional de Escultura I: El encanto medieval. Valladolid (m): 2003. pp. 36-37.

HERNÁNDEZ REDONDO, José Ignacio. Santa Ana, la Virgen y el Niño. En: URREA FERNÁNDEZ, Jesús(dir). Tesoros del Museo Nacional de Escultura. 2005. pp. 58-59.

MIQUEL JUAN, Matilde. Santa Ana, la Virgen y el Niño. Intacta María. Política y religiosidad en la España Barroca. Valencia (m): 2017. pp. 134-137.
Catalogación Hernández Redondo, José Ignacio
| más imágenes |

Foto: Museo Nacional de Escultura

Foto: Museo Nacional de Escultura

Foto: Museo Nacional de Escultura

Foto: Museo Nacional de Escultura

Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte | NIPO: 551-09-127-7Accesibilidad