Foto: Museo Nacional de Escultura

:: Ampliar Imagen ::

Inventario A243conjunto
Clasificación Genérica Escultura; Belén
Objeto/Documento Grupo escultórico
Autor/a Roldán, Luisa (La Roldana) (Lugar de nacimiento: Sevilla (m), 1652 - Lugar de defunción: Madrid (m), 1706)
Arcos, Luis Antonio de los (Lugar de nacimiento: Sevilla (m), 1652 - Lugar de defunción: Madrid (m), 1711)
Cardenas, José de (act. 1701=1733)
Título Cabalgata de los Reyes Magos
Conjunto Cabalgata de los Reyes Magos
Materia/Soporte Madera de cedro
Caballo: Barro cocido [CE2944]
Pan de oro
Cristal
Técnica Tallado
Policromado
Caballo: Modelado [CE2944]
Estofado a punta de pincel
Esgrafiado (Policromía)
Punzonado
Datación 1670[ca]-1689[ca]
Contexto Cultural/Estilo Barroco español. Andalucía
Clasificación Razonada Este conjunto de esculturas que conforman lo que podemos denominar una Cabalgata de los Reyes Magos, se compone de 19 figuras cuyas medidas varían entre los 20 y 40 cm., realizadas en madera de cedro policromado, de las cuales 6 personajes van montados sobre caballos, 2 sobre camellos y los restantes a pie, constituye un conjunto de excepcional interés para la historia de la estatuaria española.
Su existencia era conocida desde antiguo ya que participaron en 1950 en la exposición Nacimientos celebrada en el Museo Nacional de Artes Decorativas (Madrid), en cuyo catálogo figuraron como obras de escuela sevillana de del siglo XVII en propiedad particular. En el estudio que Pleguezuelo publicó en 2016 sobre este conjunto, conservado en una colección madrileña, atribuía su realización a Luisa Roldán con la colaboración de su marido, también escultor, Luis Antonio de los Arcos, durante la etapa andaluza de la artista, es decir, entre 1670 y 1689, con anterioridad a su traslado a la Corte y la obtención del título de Escultora de Cámara del rey Carlos II.
La Cabalgata, incompleta pues debió formar parte de un conjunto mayor hoy descabalado, se compone de tres tipos de personajes -reyes, heraldos y pajes de su séquito- con carácter unitario a excepción del caballo en corveta del heraldo anunciador (CE2944), realizado en terracota y firmado por el escultor sevillano José de Cárdenas en 1727, seguramente sustituyendo a uno de los originales perdido ya desde tan temprana fecha. Las figuras se encuentran en un estado de conservación aceptable, con algunos desperfectos y pérdidas antiguas, que se abordarán durante el proceso de restauración al que actualmente se encuentran sometidas en el taller del museo. Es especialmente destacable la calidad de las policromías, con punzonados, esgrafiados sobre oro y motivos a punta de pincel muy detallados, así como la aplicación de pequeños cristales tallados remedando joyas dispuestos en tocados, trajes y arreos de las caballerías, lamentablemente perdidos en su mayor parte.
Tanto en el panorama de la escultura española del barroco como dentro de las producciones de la artista, este conjunto presenta un carácter excepcional ya que no se conservan ejemplos comparables. A ello se une la rareza de su tipología, pues como ha señalado Pleguezuelo, junto con los tres reyes tradicionales y sus séquitos -el de Melchor, vestidos a la romana, con su heraldo montando un unicornio y un único paje; el de Gaspar, vestidos a la turca, del que solo se conserva su heraldo y dos sirvientes; y el de Baltasar, de raza negra y tocados con turbantes y capacetes cónicos, que junto con las figuras del rey y su heraldo cabalgando sobre dromedarios lo acompañan 6 pajes-, aparecen otros 4 personajes (rey y heraldo a caballo y dos sirvientes a pie) vestidos a la moda española del siglo XVI, con calzas acuchilladas, gorgueras y sombreros cilíndricos, que identifica con el rey de Tarsis y su séquito.
Esta presencia del mítico rey de Tarsis se justificaría en base a textos como los de fray Juan de Pineda (Salomon praevius, Venecia 1611) o de fray Gerónimo de la Concepción (Emporio del Orbe: Cádiz ilustrada, Ámsterdam 1690) que en el siglo XVII vinculaban al sur de España y especialmente a Cádiz con el antiguo reino bíblico, cuyas riquezas habían permitido a Salomón construir el templo de Jerusalén; por otro lado la glorificación de Felipe II como nuevo Salomón podría explicar la indumentaria escogida para tal personaje. Esta doble vinculación con Cádiz y con la monarquía hispánica permite especular con la posibilidad de que el conjunto se hiciera durante la estancia de la escultora en Cádiz (en torno a 1687-1688) y que su destino fuera el entorno de la corte y de ahí su carácter lisonjero a dicha institución.
Bibliografía FERRANDIS, Pilar. Nacimientos. Exposición celebrada en el Museo Nacional de Artes Decorativas. Madrid (m): 1951. pp. 66-67.

MARCOS VILLÁN, Miguel Ángel. La Cabalgata de los Reyes Magos: una obra singular de Luisa Roldán en el Museo Nacional de Escultura. Belén. Asociación de Belenistas de Madrid. Madrid (m): 2018, Nº 36pp. 72-87.

PLEGUEZUELO HERNÁNDEZ, Alfonso. Los cuatro Reyes Magos de Luisa Roldán. Ars Magazine. Revista de Arte y Coleccionismo. Madrid (m): 2016, Nº 30pp. 106-118.
Catalogación Marcos Villán, Miguel Ángel
Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte | NIPO: 551-09-127-7Accesibilidad