Foto: Pablo Linés Viñuales

:: Ampliar Imagen ::

Museo Museo Nacional del Romanticismo
Inventario CE1046
Clasificación Genérica Mobiliario de asiento
Objeto/Documento Sillón
Materia/Soporte Estructura: Madera
Decoración: Laca negra
Pigmento
Tapicería: Fibra textil
Seda
Técnica Estructura: Ensamblaje de caja y espiga
Ensamblaje de media madera
Decoración: Tallado
Torneado
Lacado
Pintado
Dorado
Tapicería: Brocado
Pasamanería
Dimensiones Altura = 116 cm; Anchura = 59 cm; Profundidad = 79 cm
Descripción Sillón con respaldo rectangular inclinado y copete ligeramente vuelto. Brazos retranqueados respecto al asiento, articulados con el respaldo por medio de un elemento circular, y rematados en voluta y espiral doradas en su parte superior e inferior, respectivamente. Asiento rectangular articulado con el respaldo por medio de otro elemento circular similar al anterior. Bajo el asiento, faldón recto extensible con tablero tapizado extraíble para reposar las piernas. Se apoya sobre cuatro patas, las delanteras torneadas y las traseras de sable. Toda la estructura está lacada en negro, y policromada y dorada con motivos orientales de tipo vegetal y figurativo. Respaldo, asiento, almohadilla de los brazos y reposapiés tapizados en seda clara con brocados de motivo vegetal.
A mediados del siglo XIX surgen los denominados asientos de comodidad, mullidos y envolventes, que siguen modelos franceses. Esta butaca sigue en particular los del estilo Luis XV, con asiento y elevado respaldo rectangular. El tablero oculto bajo el asiento se extiende a la altura de las rodillas y permite la extensión de las piernas, favoreciendo una postura cómoda y relajada. Precisamente, a partir de la segunda mitad del siglo XIX triunfan cada vez más los muebles tapizados y cómodos. El tapicero se convierte en el protagonista indiscutible de la creación de unos espacios concebidos como un todo unitario por la armonía de sus efectos ornamentales. Estos asientos de comodidad se realizan con tejidos y rellenos de crin animal o vegetal, montados sobre muelles y consiguiendo una superficie elástica que se adaptaba a la postura de quien se sentaba en ellos.
Su estructura pintada en negro, combinada con el uso del dorado, responde a la influencia del mueble filipino, tan de moda durante el reinado de Isabel II y que en principio afecta a muebles de pequeño tamaño como bandejas o veladores para pasar a los de mayores dimensiones. La influencia oriental es especialmente visible en los motivos decorativos con figuras exóticas.
Iconografia Figura oriental; Unicornio; Motivos vegetales; Motivos vegetales
Datación 1868[ca]
Contexto Cultural/Estilo Reinado de Isabel II (1843-1868)
Romanticismo
| más imágenes |

Foto: Pablo Linés Viñuales

Foto: Pablo Linés Viñuales

Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6