Foto: Guadalupe Gómez Muñoz

:: Ampliar Imagen ::

Museo Museo Arqueológico y Etnológico de Córdoba
Inventario CE009301
Clasificación Genérica Arquitectura
Objeto/Documento Portada
Autor/a Castro, Leonardo de (Lugar de nacimiento: Lucena, 12/11/1656 - Lugar de defunción: Lucena, 06/09/1745)
Materia/Soporte Caliza Blanco amarillento
Pintura [Color ocre, rojo y negro policromando el grupo escultórico de la hornacina.]
Mármol Rojizo
Caliza micrítica Gris
Técnica Esculpido
Cincelado
Policromado
Alisado
Descripción Portada realizada en piedra de diferentes colores, que conserva aún la imagen de Santa Ana y la Virgen dentro de su hornacina.
La portada presenta dos cuerpos. El primero, realizado en mármol rojizo, tiene un vano de medio punto flanqueado por columnas de orden salomónico que se apoyan sobre pedestales -compuestas de capitel corintio realizado en caliza blanca, fuste salomónico de seis vueltas en caliza micrítica gris y basa en caliza blanca compuesta de toro, escocia, toro y plinto. Sobre estas columnas se dispone una cornisa de caliza micrítica gris con frontón partido a modo de voluta y dos pináculos a cada lado de éste. El segundo cuerpo está compuesto por una hornacina de cuarto de esfera enmarcada por pilastras muy sencillas y rematada por un frontón, que en opinión de Juan Bernier et alii (Catálogo artístico y monumental de la provincia de Córdoba, Tomo V, p. 232) estaba completo en su origen y hoy se encuentra partido presentando un escudo en su centro.
Este escudo, realizado en caliza blanca o mármol, presenta boca ovalada. Su campo es sencillo con un jarrón con azucenas ocupando todo su espacio. El campo se delimita por una cenefa de ovas y cuentas. Va sobra cartela de rollos y los flancos se enmarcan con motivo de follaje de grandes hojas. En la parte inferior o bajo la punta se dispone una guirnalda de frutos y flores. Va timbrado con corona real de naturaleza vegetal. Este escudo representa a la Virgen María mediante el jarrón de azucenas, símbolo de su virginidad y por tanto del misterio de la Encarnación.
La hornacina del segundo cuerpo alberga el grupo escultórico de Santa Ana, santa titular del templo lucentino, enseñando a leer a la Virgen. Cada escultura está realizada en un bloque de piedra caliza independiente, apoyándose en sendos basamentos cuadrangulares que forman parte del bloque. Ambas figuras presentan un acabado policromado en los colores rojo para las vestimentas, ocre para los rostros y negro para resaltar las cejas -lo que le da una expresión bastante rígida y artificial. Santa Ana se dispone sentada sobre una silla -policromada de rojo al igual que el ropaje-, sosteniendo un libro abierto con su mano izquierda sobre el regazo. La cabeza se cubre con rostrillo y sobre su hombro izquierdo porta un manto que cae sobre el brazo izquierdo y parte de la túnica. La túnica apenas deja ver la puntera de su calzado. La figura de Santa Ana establece relación con la Virgen a través del gesto de acogida mostrado por medio de su brazo derecho que lo extiende hacia la cabeza de su hija. La figura de la Virgen se dirige hacia el libro que porta su madre con el gesto de la mirada y el ademán de su mano derecha. La Virgen está vestida con camisa de manga abotonada y sobre ésta una túnica de anchas mangas ceñida a la cintura mediante un cinto a modo de soga. El cabello está resuelto como una melena ondulada que cae sobre sus hombros. El aspecto de este grupo escultórico resulta algo tosco por la ausencia de movimiento en el tratamiento de las vestimentas de las figuras y por la rigidez en la expresión de los rostros -agravada por la desafortunada policromía empleada.
Iconografia Hornacina: Educación de la Virgen;
Grupo escultórico
Datación 1694
Contexto Cultural/Estilo Barroco
Lugar de Producción/Ceca Lucena (Subbética (La) (comarca), Córdoba)
Uso/función Decorativo
Lugar de Procedencia Iglesia Conventual de Santa Ana, Lucena(Subbética (La) (comarca), Córdoba)
Lugar Específico/Yacimiento Iglesia Conventual de Santa Ana
Clasificación Razonada Esta portada constituye uno de los mejores ejemplos del barroco cordobés debido a la combinación de los elementos y materiales empleados, viéndose influenciada por el estilo de Francisco Hurtado Izquierdo.
Las trazas fueron realizadas por el arquitecto lucentino Leonardo Antonio de Castro Hurtado (aunque algunos autores lo ponen en duda), presentando similar esquema compositivo que la portada de la Iglesia conventual de San Pedro Mártir de Lucena, obra del mismo autor pero con mayor profusión de elementos decorativos. También presenta elementos comunes con la portada del Convento de San Pablo de Córdoba (perteneciente a la misma orden religiosa que el convento lucentino).
Tipo de Colección Colección Estable
Bibliografía BERNIER LUQUE, J.; et álii. Catálogo artístico y monumental de la provincia de Córdoba. (Tomo V. Iznájar-Lucena). 1987. pp. 204 y 232..

ILLESCAS ORTIZ, M.. Arquitectura de los siglos XVII y XVIII. 1986. pp. 288-289.; Córdoba y su provincia. (Vol. III).

JORDANO BARBUDO, Mª Á. Inventario de los escudos nobiliarios ubicados en fachadas de inmuebles de la provincia de Córdoba. Consejería de Cultura. Junta de Andalucía..

RAMÍREZ DE LAS CASAS-DEZA, L. Corografía histórico-estadística de la provincia y obispado de Córdoba. (Estudio introductorio y edición por Antonio López Ontiveros). 2 vols. 1986. p. 311. Vol. II

RIVAS CARMONA, J.. Lucena. Arquitectura religiosa. El esplendor de los siglos XVI, XVII y XVIII. 1993. p. 22; Los Pueblos de Córdoba. (Vol. III).

VILLALBA BERNAL; MONTESINOS, L. Anales de M. F. y M. L. Ciudad de Lucena. (Copia mecanografiada). 1765. En el presente siglo, siendo Priora la Ve. Sra. Dña. Mariana Llano de Alvear y Aranda, se hizo la iglesia Nueba de este convento con tres nabes, y una Capilla maior ochabada, de excelente hermosura y altitud, bellamente pintada. Tiene dos coros bajos a los lados, que el uno en su magnitud extensiva, claridad y buena disposición excede a todos los de esta ciudad. Júntase a correspondencia de su magnificencia la que se mira en la bella portada de la Iglesia, de jaspes de barios colores, con salomónicas hermosas columnas de el negro..
Observaciones No disponible para exposición temporal.
Fue comprada con material de las obras de instalación del Museo por D. Félix Hernández, arquitecto de las obras, para colocarla como puerta de salida en la calle del Marqués del Villar, donde se encuentra. Según recoge D. S. de los Santos, antiguo director del museo, en la ficha de Inventario General, una de las columnas salomónicas que la componen se quebró al descargarla del camión.
Fue inscrita en el Registro del Museo por orden del Ilmo. Sr. Inspector General de Museos en 17 de diciembre de 1945.
La puerta de madera original fue eliminada el 29 de noviembre de 2004 debido a su deterioro.
| más imágenes |

Foto: Guadalupe Gómez Muñoz

Foto: Guadalupe Gómez Muñoz

Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6