Museo Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Inventario 0548
Clasificación Genérica Pintura
Objeto/Documento Cuadro
Autor/a Cano Almansa, Alonso (Lugar de nacimiento: Granada, 1601 - Lugar de defunción: Granada, 1667)
Título Cristo y la Samaritana
Materia/Soporte Lienzo
Técnica Óleo
Dimensiones Sin marco: Altura = 166 cm; Anchura = 205 cm
Descripción La obra representa un pasaje del Nuevo Testamento, del capítulo 4 de Juan. Es un lienzo bellísimo en que el maestro granadino, partiendo de una estampa del pintor holandés Saenredam, recoge a la vez lo mejor de la pintura renacentista veneciana. En un fondo de paisaje con celajes de tonos azules y grises, la samaritana apoya su cántaro en el brocal del pozo mientras escucha a Cristo. El azul y el rojo de Jesús, y los tonos violáceos de ella destacan sobre el fondo verde intenso. A la derecha, en la lejanía, se ve un paisaje árido donde destaca la figura de Cristo predicando a un grupo. Se aprecia una clara composición diagonal escalonada en planos de profundidad.
Cano estudia atentamente sus obras a través de grabados, primero, y después en su etapa madrileña, gracias a las colecciones reales, en especial, restaurando en 1640 las pinturas dañadas en el incendio del Buen Retiro.
Este cuadro, procede de una serie de ocho, todos de idénticas dimensiones cuya fecha y destino original se ignoran y que fueron adquiridos por la Cartuja de Santa Mª de las Cuevas en Sevilla. Todavía los vio en el refectorio el historiador y crítico Ceán Bermúdez, en 1800.
Todos excepto éste, representan escenas del Antiguo Testamento, y según Ceán, no fueron pintadas para la Cartuja.
En 1810, figuraron entre los cuadros requisados por los franceses y expuestos en el Alcázar de Sevilla, pero en los años siguientes el conjunto fue desmembrado y a partir de entonces se pierde la pista de la mayor parte de ellos.
Hoy sólo se conocen tres: este "Cristo y la samaritana", "José y la mujer de Putifar" (en una colección privada de Ginebra) y "Adán labrando la tierra" y "Eva cuidando a sus hijos", en la Pollock House.
Este lienzo fue enviado a Madrid en Enero de 1811, junto con otros dos cuadros de la serie formando parte de un conjunto destinado a complementar el regalo de José I al Museo Napoleón. Todos quedaron depositados en el Convento el Rosario, y los lienzos con las historias de David y José desaparecieron entonces. El Cristo y la samaritana fue llevado a la Academia en mayo de 1813.
La colocación del pozo en el centro confirma la ascendencia clasicista de Cano. En realidad, en cuanto a composición y tipos, las influencias mayores proceden del ámbito veneciano. Hay una gran proximidad entre la figura de la samaritana y determinados modelos del Veronés, así como hay gran influencia veneciana en los últimos planos del paisaje. Eso sí, la gama cromática está muy alejada de lo veneciano porque Cano no conocía este tipo de pintura más que por grabados.
Iconografia Vida Pública de Cristo
Datación 1650[ca]-1652[ca]
Contexto Cultural/Estilo Escuela Española
Historia del Objeto Este lienzo y el de la Primera labor de Adán y Eva (Glasgow) son los únicos que se conservan de la serie realizada por Cano para la Cartuja de Santa María de las Cuevas de Sevilla durante los últimos años de su estancia madrileña.
Cartuja de Santa María de las Cuevas, Sevilla; incautado por los franceses en 1810, ingresó en la Academia en 1813.
Catalogación Departamento Museo
Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6