Museo Museo de Artes y Costumbres Populares de Sevilla
Inventario DJ09894
Departamento Departamento de Colecciones
Clasificación Genérica Servicios postales; Imprenta; Cerámica; Trabajo familiar
Objeto/Documento Tarjeta postal
Autor/a Taller de cerámica artística de Viuda e Hijos de Daniel Zuloaga
Título Daniel Zuloaga y sus tres hiios
Materia/Soporte Cartulina
Técnica Fototipia
Dimensiones Altura = 9 cm; Anchura = 14 cm
Descripción Tarjeta postal de formato horizontal. En el anverso, la imagen ocupa toda la postal salvo una franja blanca en el perímetro. Se reproduce una fotografía en blanco y negro con una vista de Daniel Zuloaga sentado en su mesa de trabajo y rodeado de sus tres hijos de pie, Esperanza, Teodora y Juan, en el taller de cerámica artística de Daniel Zuloaga en la iglesia de San Juan de los Caballeros.
El reverso está dividido por el nombre del impresor. El título se detalla arriba a la izquierda.
Inscripciones/Leyendas Reverso. Arriba a la izquierda
INTERIOR DE UNO DE LOS TALLERES // DE EXPOSICIÓN
Reverso. Arriba a la izquierda
CERÁMICA ARTÍSTICA // VDA. E HIJOS DE DANIEL ZULOAGA // SEGOVIA
Reverso. Vertical centrado
FOTOTIPIA DE HAUSER Y MENET.- MADRID
Anverso. Lateral izquierdo, Técnica manual
DANIEL ZULOAGA Y SUS TRES HIJOS
Datación 1922[ca]
Lugar de Producción/Ceca Madrid (España, Europa)
Fechas Referencia 1920
Descriptores Geográficos Segovia
Lugar de Procedencia Sevilla(Andalucía, España)
Clasificación Razonada Daniel Zuloaga Boneta (Madrid, 1852 - Segovia, 27 de diciembre de 1921) fue ceramista y pintor, considerado uno de los renovadores del arte ceramista en España. Trabajó principalmente desde sus talleres de Madrid y Segovia, pero su obra se extiende por toda la geografía española, y gracias a su participación en distintas exposiciones internacionales, pueden encontrarse piezas suyas en diferentes países de Europa.
Su trabajo se caracterizó por la recuperación de antiguas técnicas ceramísticas, como la cuerda seca, la cuenca y el reflejo metálico, introduciendo los estilos de moda en Europa como el neorrenacentismo y el modernismo.
Por las influencias de su padre, desde muy joven trabajó en el Palacio Real, y tras su formación en Francia, abrió junto a sus hermanos su primer taller, en la Real Fábrica de la Moncloa. Después de trabajar en distintos talleres,. regresó a Segovia, y en 1904 adquirió la iglesia de San Juan de los Caballeros junto con Andrés Pérez de Arrilucea, quien dos años más tarde vendió su parte al artista. El edificio había sido cerrado al culto durante la Desamortización de Mendizábal, y desde su llegada a Segovia fue objeto de deseo de Daniel, un gran amante de las antigüedades, donde en su regreso a la ciudad instalaría su último taller, que mantuvo hasta su muerte, ocurrida en diciembre de 1921. Zuloaga realizó la transformación de la iglesia de San Juan de la ciudad, que había adquirido años antes, y donde instaló su definitivo taller. Sorprende el cuidado que puso el artista en las obras del edificio, que sufrió los mínimos cambios, y respeto con rigurosidad su estructura románica, sin duda por la pasión y entusiasmo que siempre mostró por las antigüedades. El 8 de julio de 1908 encendió por primera vez los hornos de San Juan, y el éxito en los comienzos fue total, hasta el punto que los pedidos le desbordaron a pesar de la amplia plantilla que contrató: además de sus tres hijos (Juan, Esperanza y Teodora), Daniel contó con ocho ayudantes más en plantilla, además de su hija Cándida y su mujer, que fueron las encargadas de llevar la administración y pedidos. Su último año de vida tuvo gran importancia para él, pues vio finalizado uno de sus mayores sueños: finalizaron las obras de su casa de San Juan de los Caballeros. Años antes encargó a su amigo Eladio Laredo, con quien había trabajado en Castro-Urdiales, que habilitase un espacio existente en la nave central de la iglesia, que ya existía en el siglo XVIII. En él construyó varias habitaciones, la cocina y un baño, azulejado con cerámica del taller, que aún se conserva en la iglesia. Tras la muerte de Daniel, sus hijos continuaron con el taller familiar, denominado a partir de entonces "Viuda e hijos de Daniel Zuloaga". Durante los primeros años continuaron trabajando de forma incansable, participando en ferias nacionales e internacionales donde cosecharon importantes premios, pero la Guerra Civil supuso para la familia un periodo de crisis del que jamás se recuperaron. Durante los años 1947 y 1948 trabajaron para la creación de un museo dedicado a la obra de su padre en el taller donde más obras realizó, la iglesia de San Juan de los Caballeros. El 3 de julio de 1949 el museo fue inaugurado, y se nombró directora a Teodora Zuloaga, puesto que ocupó hasta su jubilación. Cándida Zuloaga Estringa fue la única que cedió al Estado su parte de la herencia para la creación del museo, que tras diversos avatares sufridos en el tiempo, continúa abierto al público en la actualidad.
Tipo de Colección Colección Museística de Andalucía
Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6