Foto: Miguel Angel Otero

:: Ampliar Imagen ::

Museo Museo Nacional de Arqueología Subacuática
Inventario 50344
Clasificación Genérica Objetos rituales y ceremoniales; Objetos asociados a la magia y protección; Objeto de metal
Objeto/Documento Cuerno
Materia/Soporte Plomo
Técnica Fundido
Moldeado [El molde utilizado para este objeto es un cuerno de toro vaciado en su interior.]
Dimensiones Longitud = 24,15 cm; Anchura = 7 cm; Diámetro = 5 cm
Descripción Objeto de plomo en forma de cuerno de bóvido. Presenta diversas perforaciones a lo largo de su superficie de sección cuadrada de 5 x 5 cm realizadas con una bana de cobre/bronce. Algunas de estas perforaciones horadan todo el cuerpo del objeto.
Datación 225[ac]=475 (Finales de s. III a.C. - Mediados de s. V)
Contexto Cultural/Estilo Romano
Lugar de Producción/Ceca Mediterráneo occidental
Lugar de Procedencia Cartagena
Lugar Específico/Yacimiento Isla Grosa
Clasificación Razonada Nos encontramos ante un objeto de plomo con forma de cuerno de toro o vaca. Se ha fabricado haciendo el plomo fundido dentro de la cornamenta del animal, y por las marcas y orificios que presente, podía formar parte de algún tipo de amuleto al que se le añadían elementos móviles. Desde la antigüedad, los peligros mortales a los que se debe enfrentar un navegante, y por consiguiente, la búsqueda de una ayuda divina, han hecho nacer dentro del ambiente marítimo una profunda religiosidad que a veces se convierte en superstición. Estas tradiciones se mantienen a lo largo de los siglos llegando algunas de ellas hasta la actualidad, como son estos cuernos de toro. Estos objetos tienen un significado apotropaico y se situaban en la proa de la embarcación. Se han documentado representaciones de estos elementos en monedas, como por ejemplo el As de Dertosa, y también objetos similares en pecios como Albenga o Punta Scaletta.
En el mundo de la navegación litoral en el Levante español, Isla Grosa representa, por su visibilidad, una de las referencias obligadas de mayor trascendencia, a lo que contribuye su ubicación frente a la gola del estacio, la más importante para la entrada de naves hacia el Mar Menor, que siempre se ha considerado como un destacado lugar de fondeo. Además, en su cara oeste ofrece una buena zona de resguardo y de observación del litoral, tanto entre rutas que la frecuentan como para la entrada hacia el Mar Menor. Se conoce que durante el siglo XVI tuvo dos puertos y era utilizada asiduamente como refugio de piratas hasta el siglo XVIII. La isla fue base de buceadores del Centro de Buceo de la Armada hasta el año 2000, en que fue cedido a la Comunidad de Murcia para la realización de actividades relacionadas con el medio ambiente. Se sabe que en sus inmersiones, durante estos años, llevaron a cabo recuperaciones de materiales entre los que figuran al menos dos cepos de plomo. La mayor parte del material que conocemos procede de las actuaciones que Julio Mas llevó a cabo en los años 70 catalogando el enclave como fondeadero. La adscripción cronológica de los materiales abarca desde la época fenicia hasta la actualidad. Destacan fragmentos de ánforas fenicias, púnicas y romanas de variada cronología, así como un dolia, TS Hispánica y cepos de plomo
Forma de Ingreso Donación
Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6