Museo Museo Nacional de Artes Decorativas
Inventario CE01986
Clasificación Genérica Pintura
Objeto/Documento Cuadro
Autor/a Atribuido a; Ledesma, Blas de
Materia/Soporte Soporte (obra pictórica): Fibra textil
Capa pictórica: Pintura al óleo
Marco: Madera
Pigmento
Pan de oro
Técnica Capa pictórica: Óleo
Soporte (obra pictórica): Lienzo
Marco: Pintado [Calle interior.]
Dorado al agua [Moldura interior y exterior.]
Dimensiones Marco: Altura = 91 cm; Anchura = 110 cm; Profundidad = 5,50 cm
Soporte (obra pictórica): Altura = 72 cm; Anchura = 91 cm
Descripción Cesto de mimbre con granadas y a ambos lados un plato de peras y otro de manzanas. Todo ello sobre una mesa.
Iconografia Naturaleza muerta
Datación 1600[ca]-1614[ca]
Contexto Cultural/Estilo Edad Moderna
Lugar de Producción/Ceca Granada (Andalucía, España)
Clasificación Razonada Fondo liso siguiendo el estilo de los bodegones de Blas de Ledesma. No lleva a simple vista ninguna firma.

Se trata de una naturaleza muerta de cestos de frutas atribuible a Blas de Ledesma que como la gran parte de sus pinturas, no está firmada. Responde a una obra tenebrista del naturalismo español realizada a través de una composición piramidal con elementos verosímiles situados de manera axial y en apariencia libre, aunque sujetos a un ritmo equilibrado y pautado, aspectos que caracterizan sus pinturas de naturaleza muerta sobre mesa, propias de la primera etapa del bodegonismo español del barroco. Blas de Ledesma tuvo formación en Toledo, con influencias del taller de El Greco y se asocia a la influencia de Sánchez Cotán (Cherry, 1999, p. 73) por su naturalismo tenebrista y especialización en bodegones, volviendo a encontrarse posteriomente ambos al establecerse en Granada desde finales del siglo XVI y 1614, fecha de fallecimiento, donde realiza pinturas murales que le relacionaraon con los pintores italianos que le preceden en la ciudad Julio Aquiles y Alejandro Mayner, siendo mayormente una influencia estilística más que de contacto. Existe acto notarial de su examen de pintor en Málaga, fechado en 1587, que dice que es "vecino de Granada" (consultado: David García Cueto,Archivo Español de Arte, vol 92, nº 365, 2019, pp 94-97). Señalamos que los bodegones de ese periodo en España son coetáneos a las producciones de Italia, Flandes, en todos ellos se repetía una referencia a la antigüedad, a través de la lectura de textos clásicos sobre Zeuxis, Parrasio, Pireico, Plinio, etc. Todos ellos buscaban el ilusionismo, para confundir la pintura con la realidad, igual que sucedía en la Antigüedad clásica. Pacheco vinculó en su tratado a la pintura de bodegones con los grutescos. A finales del siglo XVI se descubrió la decoración al fresco de las grutas de la Domus Aurea de Nerón. Que van a influir en la pintura de grutescos de todo el Renacimiento (Rafael y Giovani da Udine los utilizan en decoración de las Logias Vaticanas en 1518) Los dos artistas que vienen a España a pintar para el palacio de Carlos V en Granada, Aquiles y Mayner, proceden de este contexto (los frescos de la Alhambra se han perdido, excepto paneles octogonales en los techos, con representación de frutas), estos, según Cherry (1995, p. 16) influyeron a artistas como Antonio Mohedano, Pedro Raxis, Blas de Ledesma, Antonio Arfián "Es significativo que Mohedano y Blas de Ledesma (doc. 1602-1614)- este último trabajaba en Granada- también pintaron bodegones como género independiente". El poeta Pedro Soto de Rojas (Granada 1584 h., 1658), escribió unos versos en alusión a la capacidad de ilusionismo o verismo de los bodegones, concretamente de Blas de Ledesma: "viendo de Zeusis el pincel facundo/ que, aplaudido en los términos del mundo,/ por mano de Ledesma en sus fruteros/ vuelve a engañar los pájaros ligeros. ed. Aurora Egido, Madrid, Cátedra, 1981, vv. 765-769 (Soto de Rojas, Pedro (1652): Paraíso cerrado para muchos, jardines abiertos para pocos, con los fragmentos de Adonis. Granada: Imprenta Real). Esta obra responde a una de las dos tendencias de las naturalezas muertas de Blas de Ledesma, que son las composiciones tenebristas, de color fuerte, oscuro, sensación de relieve y equilibrio, frente a las que realiza con cortinajes en ángulo izquierdo, pájaros, bandejas y cestas de frutas, realizadas con débil dibujo, con color claro y no equilibradas,. Se conocen pocas obras y existen dudas sobre sus atribuciones. Ramón Torres Martín realizó la biografía de Blas de Ledesma en 1967 / Ramon Torre Martín, Blas de Ledesma, un pintor recién descubierto, 1974. (Alicia Herrero, 2021)
Catalogación Herrero Delavenay, Alicia
Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6