Foto: Amy Tien Chang

:: Ampliar Imagen ::

Museo Museo Cerralbo
Inventario 01918
Clasificación Genérica Pintura italiana
Objeto/Documento Cuadro
Autor Paolini, Pietro
Título Alegoría de la Muerte
Materia/Soporte Pintura al óleo
Lienzo
Dimensiones Altura = 114,50 cm; Anchura = 177 cm
Descripción Escena formada por varios personajes de medio cuerpo detrás de una mesa, y un niño sentado sobre ella, reunidos en un interior muy oscuro e iluminados por un farol que hace destacar las figuras con efecto de claroscuro tenebrista. Centra la composición un anciano calvo con barba blanca que inclina la cabeza y dirige la mirada hacia una calavera que sostiene en sus manos; en primer plano, a su izquierda, mujer joven de perfil, con rica indumentaria y cabellos recogidos bajo una cofia recamada con perlas; detrás de ella, rostro en perfil de piel morena, de mujer anciana, con corona sobre el largo cabello suelto; a su izquierda, rostro de frente de un caballero, difuminado en la sombra; a la izquierda de éste y detrás del anciano, cabeza agachada de un soldado, con casco metálico; a la izquierda del anciano, caballero joven, con sombrero de plumas, rica indumentaria, y halcón posado sobre su hombro. Sobre la mesa, niño con expresión temerosa y triste, sentado con las piernas cruzadas, cubierto con sudario. Detrás suyo, rostro en tres cuartos de un hombre de edad madura. Sobre la mesa, a los pies del niño, papel blanco doblado, con inscripción actualmente ilegible.
Iconografia A la derecha de la composición: Personaje femenino;
A la derecha de la composición, tras el anciano: Soldado;
A la izquierda de la composición: Personaje masculino; Alegoría;
En el centro de la composición: Anciano;
A la izquieda de la composición: Niño
Firmas/Marcas/Etiquetas (Sello lacrado de anterior colección, sin identificar)
Datación 1640-1680
Contexto Cultural/Estilo Barroco
Seguidores de Caravaggio
Escuela luccense
Clasificación Razonada La reunión en torno a una calavera de personajes de diferente edad y condición ha sido tradicionalmente interpretada como una alegoría sobre el sentido de la muerte, o una meditación sobre la muerte; la fragilidad de la vida, y del ser humano de cualquier edad, género y condición está simbolizada por los personajes representados.
Según Spear se trata de una alegoría del triunfo de la muerte sobre la vida militar y cortesana, concepto al que incorpora el tema de las Edades del Hombre; no obstante, opina que cualquier interpretación es especulativa al ser ilegible la hoja de papel doblada, escrita en italiano, depositada en la mesa delante de los personajes. Isabella La Costa (2005), debido a la posición central de la calavera, interpreta el tema como una reflexión general sobre la fragilidad de la existencia humana. La diversidad de personajes, de diferentes roles, edades y sexo, podría aludir a la trágica imparcialidad de la muerte.
Otra interpretación alternativa actualmente descartada fue la propuesta por Pérez Sánchez, quien consideró que podría representar el tema de las tentaciones de San Jerónimo con figuras o personificaciones del amor, la gloria y el poder.
Obra atribuida a Caravaggio en el inventario de 1924, en 1967 Benedict Nicolson la publicó como obra de Pietro Paolini, atribución que comunicó a Consuelo Sanz-Pastor por carta del 29-XI-1966; Giusti lo incluyó en 1987 en el catálogo de obras de este pintor caravaggista. Otras atribuciones propuestas se han dirigido a otros pintores caravaggistas, franceses e italianos: Guy François (Norfo de Carpegna, director de la Galería Corsini de Roma, carta del 1-VI-1957), Manfredi (Pérez Sánchez, 1965) , y Aniello Falcone (A. de Vito, correspondencia de 1983).
Spear, quien lo relaciona con el cuadro similar de la colección Mazzarosa (Lucca, Italia), lo considera un ejemplo típico de la etapa de madurez de Pietro Paolini, probablemente de la década de 1640; este autor ha destacado que en la obra se advierte cada uno de los aspectos característicos del estilo del pintor de Lucca: la piel de dibujo apretado, los labios gruesos, los ojos almendrados e invertidos, cabezas en forma de lágrima y el uso dramático de una fuente de luz interna; también son característicos de su estilo el tema trágico y la extraña iconografía, señalados por Baldimucci como rasgos que revelan la personalidad excéntrica de Pietro Paolini que, influido por su maestro Caroselli, otorgó a las alegorías de la muerte un sentido de lo oculto.
Giusti ha enfatizado su carácter de obra autógrafa de Paolini por el recurso tan querido del pintor por representar focos de luz artificial - la linterna colocada sobre los personajes y una lucerna que ilumina al niño que la sostiene- y por la relación de uno de los personajes con el "Retrato de hombre" de la colección Marchesi.
Al ser restaurado el cuadro en 1954 apareció un sello de lacre, surmontado por corona real, con tres medallones, el central de la orden polaca del Águila, e una inscripción ilegible excepto la palabra "ARTIS", que, según Sanz-Pastor, puede referirse a Estanislao Augusto de Sajonia, Rey de Polonia hacia 1730, o a los Borbones de las Dos Sicilias, si bien, en este caso, falta la insignia del Toisón de Oro.
El sello no ha sido identificado y se desconoce de que antigua colección procede y donde fue adquirido por el marqués de Cerralbo, su último propietario; el hecho de que lo exhibiera en las galerías del piso noble o principal de su residencia, destacado por una cartela con el nombre de Caravaggio rotulado por el mismo Marqués, implica que procede de una de las importantes colecciones de arte de las que, por su prestigio, no cuestionaba las atribuciones.
Bibliografía GIUSTI MACCARI, Patrizia. Pietro Paolini pittore luchesse, 1603-1681. 1987. p. 107, nº 24.

PÉREZ SÁNCHEZ, Alfonso E.. Pintura italiana del siglo XVII en España. 1965. p. 291.

REDÍN MICHAUS, Gonzalo. De Bronzino a Giaquinto. Pintura italiana den el Museo Cerralbo. Madrid: Ministerio de Cultura, 2009. nº 12, pp. 80-83.

SANZ-PASTOR Y FERNÁNDEZ DE PIÉROLA, Consuelo. Museo Cerralbo. Madrid: 1956. p. 30.

SANZ-PASTOR Y FERNÁNDEZ DE PIÉROLA, Consuelo. Museo Cerralbo. Madrid: Dirección General de Bellas Artes, 1979. p. 28.

SGARBI, Vittorio. Il Male: Esercizi di Pittura Crudele. 02/2005. nº 92, p. 154.

SPEAR, Richard E.. Unknown Pictures by de Caravaggisti. 1972. p. 153; En la nota 39 adjudica erróneamente la atribución a Paolini a la directora del Museo, Consuelo Sanz-Pastor y Fernández de PIérola, quien habría llegado independientemente a la misma conclusión a la que llegó el mismo.; Storia dell´Arte, Nº 14.
Catalogación Granados Ortega, Mª Ángeles (16/11/2009)
| más imágenes |

Foto: Amy Tien Chang

Foto: Ángel Martínez Levas

Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6