Foto: Patricia Elena Suárez

:: Ampliar Imagen ::

Museo Museo Nacional del Romanticismo
Inventario CE2641
Clasificación Genérica Fotografía
Objeto/Documento Ambrotipo
Componentes Estuche (1); Negativo (1)
Autor/a Anónimo
Título Retrato de dos muchachos
Materia/Soporte Placa: Vidrio
Emulsión: Colodión
Imagen final: Pigmento
Espaciador: Hoja metálica dorado
Marco: Hoja metálica dorado
Estuche: Piel marrón [Decoraciones vegetales doradas en los bordes]
Seda verde
Metal [Aplicaciones metálicas en el sistema de cierre]
Marco: Vidrio [Vidrio de protección]
Técnica Fotografía: Ambrotipia
Imagen final: Iluminación
Marco: Fundido
Labrado
Estuche: Curtido
Labrado
Terciopelo
Dimensiones Estuche: Altura = 15,20 cm; Anchura = 12 cm; Profundidad = 1,80 cm
Negativo: Altura = 110 mm; Anchura = 81 mm
Descripción Positivo directo de cámara, en formato media placa, obtenido en la técnica de la ambrotipia. La imagen está montada en un estuche de cuero repujado, labrado con motivos vegetales, e interior de terciopelo verde, también decorado.
Se trata de un retrato de estudio de dos muchachos representados en pie, de cuerpo entero, apoyando el brazo en un pedestal cubierto con una tela ornamentada con grecas que les separa en el centro, creando una composición simétrica. Ambos llevan el peinado con raya a un lado y visten con traje chaqueta y corbata de lazo. Al fondo se observa el fondo de paisaje del forillo del estudio. En toda la imagen se ha aplicado un delicado trabajo de iluminación.
Con los avances de la técnica, la introducción del colodión como emulsión en la fotografía supuso mejoras tanto en los tiempos de exposición como en el abaratamiento de los costes respecto al daguerrotipo, permitiendo su paulatina difusión a espectros cada vez más amplios de la sociedad. El uso del colodión como aglutinante se debe a Frederick Scott Archer, que introdujo su aplicación en fotografía a partir de 1851, resultando registros de alta resolución y gran calidad estética. El colodión fue utilizado para las placas negativas, con la ventaja de poder reproducir varias copias, pero también en positivos directos de cámara, como son los ambrotipos. En realidad, se trata de placas de vidrio negativas subexpuestas que, montadas sobre una superficie negra, ofrecen la imagen en positivo. Gracias a estas características, la ambrotipia fue habitualmente practicada por los retratistas como alternativa y en paralelo al daguerrotipo, como refleja esta imagen de estudio.
Iconografia Retrato infantil
Datación 1860[ca]
Contexto Cultural/Estilo Edad Contemporánea
Lugar de Producción/Ceca Manila (Filipinas, Asia)
| más imágenes |

Foto: Patricia Elena Suárez

Foto: Patricia Elena Suárez

Foto: Patricia Elena Suárez

Foto: Patricia Elena Suárez

Foto: Patricia Elena Suárez

Foto: Patricia Elena Suárez

Foto: Patricia Elena Suárez

Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6