Foto: Miguel Ángel Camón Cisneros

:: Ampliar Imagen ::

Inventario 1955/3/1
Clasificación Genérica Numismática
Objeto/Documento Moneda
Nombre Específico Octodracma
Emisor/a Ptolomeo VI o Ptolomeo VIII, a nombre de Arsinoe
Conjunto Positivo sobre papel y FM
Materia/Soporte Oro
Técnica Acuñación
Dimensiones Diámetro = 28 mm; Peso = 27,70 gr
Características Técnicas Posición de cuño = 12 h
Descripción Egipto no tuvo moneda propia hasta que la conquista de Alejandro Magno en 332 a.C. lo integró en el entorno político y económico griego. Para afrontar las nuevas necesidades, Ptolomeo I y sus sucesores, al frente de uno de los más poderosos reinos helenísticos, crearon un sistema monetario de carácter y aspecto puramente griegos, que se mantuvo hasta la conquista por Roma en 31 a.C.

Cada reino emitió su propia moneda, pero todos tuvieron en común una innovación esencial: la aparición del retrato del rey. Precisamente fue Ptolomeo el primer gobernante vivo que decidió poner su retrato en las monedas, hacia 305 a.C.

Los Ptolomeos emitieron moneda de formato griego en oro, plata y bronce, pero con algunas características propias, como un sistema de pesos diferente y monedas de bronce de gran tamaño, adaptadas a las condiciones concretas del territorio egipcio. Las imágenes más repetidas son la cabeza de Ptolomeo I y el águila de Zeus, convertidas en emblemas de la dinastía. Los retratos de otros monarcas son más escasos, aunque contamos con la efigie de la última reina, Cleopatra VII.

Las emisiones de monedas de oro y plata a nombre de Arsinoe II, acuñadas por su esposo y hermano Ptolomeo II Filadelfo tras su muerte en 270 a.C., gozaron de gran prestigio en el mundo helenístico y fueron la inspiración de un gran número de acuñaciones posteriores. La serie a la que pertenece esta pieza fue emitida en algún momento de los reinados de Ptolomeo VI y Ptolomeo VIII, hermanos cuya lucha por el trono ocupó gran parte del siglo II, e imita con las diferencias estilísticas propias de la época los tipos de la serie original.

Siguiendo la tradición monetaria lágida - que mantuvo en la mayoría de sus emisiones los tipos instaurados por el fundador, Ptolomeo Soter, como parte de su propaganda política y dinástica -, la nueva serie sigue presentando el retrato de Arsinoe, reina que contribuyó decisivamente a asentar el poder lágida y cuyo culto póstumo fue muy popular. La cornucopia era en la tradición griega un símbolo de riqueza y fertilidad, emblema que resultaba muy apropiado para Egipto, el país fértil por excelencia en la Antigüedad. Sin embargo la cornucopia doble o dikeras se asocia en especial a Arsinoe II y a la pareja Serapis-Isis, con la idea implícita de que el matrimonio que regía los destinos de Egipto era el paralelo humano de la pareja divina. La aparición de la diadema rodeándola es además una alusión directa al monarca como fuente dispensadora de bienes. Esta emisión utiliza, pues, el poderoso carácter simbólico de la original para insistir nuevamente en la continuidad dinástica, idea que tanto Ptolomeo VI como Ptolomeo VIII estaban fuertemente interesados en difundir.
Firmas/Marcas/Etiquetas Relieve, GRIEGO, Griego, LEYENDA
(NOMBRES Y TÍTULOS REALES
Arsinoe Filadelfos) [Conservación del Texto: COMPLETO]
Datación 180[ac][ca]-116[ac][ca]
Contexto Cultural/Estilo Monarquía Ptolemaica
Cultura Griega
Edad Antigua
Monarquías Helenísticas
Lugar de Producción/Ceca Alejandría
Clasificación Razonada SNG Danish, nº 321-322
Catalogador Numismática y Medallística
| más imágenes |

Foto: Miguel Ángel Camón Cisneros

Foto: Miguel Ángel Camón Cisneros

Foto: Miguel Ángel Camón Cisneros

Subir

© Ministerio de Cultura | v48.1 | NIPO: 551-09-050-6Accesibilidad