Foto: Miguel Ángel Otero Ibáñez

:: Ampliar Imagen ::

Museo Museo Nacional de Arte Romano
Inventario CE26718
Clasificación Genérica Pintura
Objeto/Documento Pintura
Título Pintura del Anfiteatro. Arboleda - Sierra
Materia/Soporte Granito
Mortero de cal
Estuco
Técnica Fresco
Dimensiones Grosor = 25 cm; Altura máxima = 74 cm; Longitud máxima = 94 cm
Descripción Fragmento de panel pictórico correspondiente al extremo derecho de un friso figurativo, que conserva en la zona derecha la arista tricolor que encuadraba la escena. El tema representado es un paisaje compuesto por tres macizos rocosos en planos sucesivos. El primero lo ocupa un montículo en tonos ocres con representación de matorral en la ladera derecha. En el segundo, aparece una elevación más perceptible de la zona montañosa, con la cima truncada en formas rectilíneas y con vegetación de arbustos. Tras esta formación pétrea, en un tercer plano, se aprecia una elevación escalonada, aunque sólo se ha conservado la ladera izquierda. En el ángulo inferior izquierdo aparece la cola de un animal, la leona del cuadro que seguiría al aquí descrito.
Datación 67=100 (Finales siglo I)
Contexto Cultural/Estilo Cultura romana
Lugar de Procedencia Anfiteatro, Mérida(Mérida (comarca), Badajoz): Zona de la muralla aneja al anfiteatro
Excavación,
[Reutilizada en una tumba en el exterior]
Lugar Específico/Yacimiento Anfiteatro
Clasificación Razonada Siguiendo a Nogales y Castellano (2022), estas pinturas con escenas en relación con los juegos de anfiteatro (venationes) aparecieron en 1979, amortizadas como parte de una tumba tardía. Se disponen en cuatro sillares con enlucido pictórico. En origen decoraban el remate del podium del anfiteatro y eran un buen telón de fondo para ambientar la realidad del espectáculo.
Que los anfiteatros estaban decorados interiormente con escenas del espectáculo es conocido, si bien no se conservan estas obras por su fragilidad. El ejemplo documentado de Pompeya, por acuarelas napolitanas del siglo XIX, es el paralelo mejor para entender como fueron estas pinturas del anfiteatro de Auguta Emérita.
Se trarta así de un caso único conservado, que nos permite comprender la riqueza decorativa que tenían los anfiteatros,actualmente carentes de todo tipo de ornato original. Por la tipología de las pinturas se pueden fechar en época Flavia (69-96 d.C), etapa en la que los juegos de anfiteatro cobraron gran popularidad y los edificios fueron objeto de grandes reformas.
El anfiteatro emeritense, inaugurado en el año 8 a.C., sería reformado ampliamente en el último tercio del siglo I d.C., fecha en la que se contruiría su graderío en obra de fábrica y en el podio se colocarían estas impresionantes pinturas con escenas reales de los espectáculos, documento excepcional de las populares actividades allí efectuadas.
Bibliografía ABAD CASAL, Lorenzo. Pintura romana en España. Sevilla: Universidad de Sevilla, 1982. p. 79.

Espectáculos en Augusta Emerita: Espacios, imágenes y protagonistas del ocio y espectáculo. Badajoz: Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, 2000. pp. 65-66, láms. XXXIII y XXXV; Monografías emeritenses, 5.

HERNÁNDEZ RAMÍREZ, Julián. La pintura mural romana de Mérida: Inserta en la estructura urbana y doméstica de la ciudad. Madrid: Universidad Nacional de Educación a Distancia, 1993.

Ludi Romani. Espectáculos en Hispania romana. Madrid: Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, 2002. pág. 265, n.º 84. Ficha de catálogo realizada por Trinidad Nogales Basarrate.

NOGALES BASARRATE, Trinidad; ÁLVAREZ MARTÍNEZ, José María. Las pinturas del Anfiteatro de Mérida. Actas del Coloquio Internacional El Anfiteatro en la Hispania Romana. Mérida: Junta de Extremadura, 1994, pág. 265-278.

NOGALES BASARRATE, Trinidad; CASTELLANO HERNÁNDEZ, María Ángeles. Spectacula. Diversión y espectáculos en la sociedad romana. 2022. Págs. 14-17..
Subir

© Ministerio de Cultura | v48.1 Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6