Foto: Lucía Morate Benito

:: Ampliar Imagen ::

Museo Museo Nacional del Romanticismo
Inventario CE7604
Clasificación Genérica Pintura
Objeto/Documento Cuadro
Autor/a Rolland, Benjamin de
Título Retrato de dos niñas ante un paisaje
Materia/Soporte Lienzo
Técnica Pintura al óleo
Dimensiones Altura = 78,50 cm; Anchura = 66 cm
Marco: Anchura = 84 cm; Grosor = 7 cm; Altura = 100 cm
Descripción Retrato infantil de tres cuartos, de dos hermanas abrazadas y cogidas de la mano ante un fondo de paisaje. Llevan un vestido blanco de corte imperio con las mangas cortas afolladas, peinadas con raya en medio y el pelo rizado suelto, pero pegado a la cabeza. La hermana mayor, pelirroja, está sentada sobre una silla con el cuerpo ladeado a la derecha y abraza a su hermana pequeña, morena, que luce una cinta azul en el talle del vestido.
Se trata de un óleo firmado y datado por Benjamín de Rolland en 1821, en el que realiza un retrato infantil, con un perfecto dibujo, en el que capta la fisonomía de las retratadas, mostrando una ternura y dulzura entre ellas, vislumbrando mucha complicidad entre las hermanas, como se puede observar en el gesto de cogerse de la mano. Retrata a las niñas ante un fondo matizado de paisaje, algo muy común en los retratos de niños, estos quizá estuvieron influenciados por la obra de Haes. Benjamín de Rolland (1777-1855) fue discípulo de Jacques Louis David en la Academia de París, quien le influyó en su obra caracterizada por un correcto dibujo y un gusto por lo clásico. Después ejerció de conservador del Museo de Grenoble, y en 1817 fue director de la Escuela de Pintura de la misma ciudad.
En esta ocasión ejecuta un retrato infantil, género bastante cultivado durante el siglo XIX y del que el Museo del Romanticismo da buena cuenta de ello, dedicando la Sala XIV o de Juego de Niños al mundo infantil del XIX. Este género tuvo una gran demanda hacia la segunda mitad de siglo, ya que las familias burguesas encargaban a grandes retratistas este tipo de obras para colgarlas en las estancias familiares, debido a la sensibilidad de los niños, su ternura y su gracia. Es en el XIX cuando nace un nuevo concepto de infancia y familia, entre otros sentimientos, se origina una sensibilización hacia su fragilidad y candidez, hecho que se refleja en la literatura y en la pintura, los niños son la sociedad del futuro, por lo que se les dedica una especial atención.
Iconografia Retrato infantil
Datación 1821
Contexto Cultural/Estilo Edad Contemporánea
Neoclasicismo
| más imágenes |

Foto: Lucía Morate Benito

Foto: Lucía Morate Benito

Foto: Lucía Morate Benito

Foto: Lucía Morate Benito

Foto: Lucía Morate Benito

Subir

© Ministerio de Cultura | v48.1 Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6