Foto: Alberto Rivas Rodríguez

:: Ampliar Imagen ::

Inventario 1999/127/3
Clasificación Genérica Cerámica
Objeto/Documento Estamno
Autor/a Grupo de Alcesti
Materia/Soporte Arcilla
Desgrasante cerámico
Barniz antiguo
Técnica Figuras rojas
A torno
Cocción mixta
Dimensiones Altura = 30,20 cm; Diámetro boca = 18,50 cm
Descripción El borde está decorado con un friso de ovas, lengüetas en el hombro y un friso de meandros bajo las escenas. Bajo las asas, palmetas verticales. En el centro de cada cara, una escena figurada, estrecha, enmarcada a los lados por palmetas oblicuas de las que surgen brotes y tallos en espiral.
En la cara A, un joven desnudo cabalga a lomos de un delfín pintado en blanco. El efebo ciñe sus cabellos con cinta, se adorna con una banda de perlitas que cruza el pecho y toca un aulós pintado en blanco.
En la cara B, un joven Pan, híbrido con cuerpo superior humano y patas de cabra, camina a grandes pasos mientras sostiene una gran antorcha encendida sobre el hombre. Delante un tímpano o pandero, el instrumento dionisíaco. Ciñe sus cabello con cinta y una banda de perlitas cruza su pecho.
Atribuido a un taller de la ciudad etrusca de Falerii, este vaso recoge en su decoración temática característica de la pintura ática. Las escenas están relacionadas con el universo dionisíaco. El joven que cabalga el delfín puede ser un reflejo de Arión, protagonista de la historia narrada por Heródoto (I, 23-24), el poeta dionisíaco, a quien los piratas robaron y obligaron a arrojarse al mar. Pidió Arión antes de morir cantar por última vez, canción que se torna en lamento fúnebre. Un delfín, conmovido por su música, recogió al poeta y le condujo, cabalgando sobre su lomo, sano y salvo al cabo de Ténaro. Cuando el poeta salta al mar, salta a la muerte, pero allí el delfín le espera para conducirle de nuevo al reino de la vida y de la memoria: el katapontismós es salto iniciático que se reviste de contenido escatológico. Otros relatos nos presentan al delfín en estrecha amistad con un niño. El niño, cabalgando sobre su lomo, será llevado a tierra. Este animal benéfico, amigo de la música y del hombre, es también el raptor: en su acto de amor arrebata, aunque a su pesar, la belleza del niño en la flor de la edad para transportarle al reino bienaventurado. El delfín es cabalgadura singular y privilegiada en este espacio utópico y evasivo, símbolo del viaje heroizador al Más Allá. El joven Pan, miembro del tíaso dionisíaco, actúa como introductor en el reino ubérrimo y feliz de Dioniso.
Datación 350[ac]=326[ac] (Hacia 350-325a.C.)
Contexto Cultural/Estilo Cultura etrusca
Lugar de Producción/Ceca Etruria
Catalogador Antigüedades Griegas y Romanas
| más imágenes |

Foto: Alberto Rivas Rodríguez

Foto: Alberto Rivas Rodríguez

Foto: Alberto Rivas Rodríguez

Foto: Alberto Rivas Rodríguez

Foto: Alberto Rivas Rodríguez

Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte | NIPO: 551-09-050-6Accesibilidad