Foto: Alberto Rivas Rodríguez

:: Ampliar Imagen ::

Inventario 19497
Clasificación Genérica Cerámica
Objeto/Documento Lécito
Autor/a Pintor de la Inscripcion
Conjunto Ficha antigua 1ª Sección y FM
Materia/Soporte Arcilla
Desgrasante cerámico
Pigmento
Barniz antiguo
Engobe
Técnica Técnica de fondo blanco
Pintado
Cocción mixta
A torno
Engobado
Dimensiones Diámetro máximo = 11 cm; Altura máxima = 35 cm; Diámetro pie = 8 cm
Descripción La decoración de la espalda se ha dibujado con barniz negro sin diluir. Monocroma es también la decoración de los meandros y de la escena, todo ello en barniz diluido y brillante. Pero aquí la diferencia de intensidad sirve para señalar los detalles. En la espalda, serie de «rayas» y debajo cinco palmetas. Las tres centrales están agrupadas por roleos en S. De las laterales brotan pequeñas espirales, de las que surge un pétalo aislado. Enmarcan la escena, arriba y abajo, dos meandros.
El centro de la escena lo ocupa una tumba: a sus lados, dos figuras femeninas, de pie, con presentes en sus manos. La tumba es una estela sobre tres altos escalones rematada en un kántharos. No hay cintas aún ceñidas a la estela. Su único adorno son los rasgos imitados de una inscripción en cuatro líneas, detalle que da nombre a este pintor. No es frecuente la figuración en cerámica del tipo de kántharos en el cual las asas se unen a media altura del cuerpo por medio de un pequeño apoyo transversal. Este tipo debió ser bastante raro en cerámica, y supone Richter que las representaciones de los vasos reproducen un ejemplar en metal: a ello apuntan sus complicadas curvas. Sin duda, es una ofrenda valiosa sobre una tumba, tal vez plena de significado.
Las mujeres visten quitón de anchas mangas. Cubren el antebrazo y llegan hasta los pies. Su textura es fina como lo indica el movimiento ondulado y ligero de sus bordes (manga de la muchacha de la derecha): por debajo del tejido se insinúa el perfil del pecho. Encima visten un himation o manto de paño grueso dispuesto sobre el hombro y brazo izquierdos. Sus pliegues son amplios y voluminosos. El pelo está recogido en un moño: en la masa del cabello se individual izan de una manera impresionista los mechones y los rizos. Un pequeño pendiente de dos piezas adorna las orejas de las muchachas.
Ambas avanzan uno de sus pies, con la rodilla ligeramente doblada: resaltan así su llegada y su acción de ofrendar ante la tumba. Pero una ligera variación en la presentación de las figuras rompe la simetría y enriquece el movimiento de la escena. Las mujeres están de perfil, pero en la muchacha de la izquierda se insinúa más la visión de la espalda, mientras que la de la derecha vuelve su busto ligeramente ante nosotros: podemos contemplar así plenamente la acción de sus brazos que participan en la ofrenda. En su compañera sólo vemos una mano que presenta un huevo; la izquierda queda oculta bajo el manto. Sus dedos rozan la estela. Se inclinan ante la tumba, colgados del fondo, una lécito, de barniz negro, y a la derecha un phormískos, la bolsa de cuero que contiene las tabas funerarias. Está abierto: su pequeña tapadera, unida a la boca, cuelga al lado.
Es la escena un ejemplo bello de los ritos de adorno y de ofrenda ante la tumba. Las cintas funerarias que la muchacha sostiene cuidadosamente entre sus manos tenían como finalidad religiosa la de resaltar el objeto sobre el que iban destinadas otorgándole un sentido sagrado. La pequeña lécito negra, junto a la tumba ante la que el mismo vaso se inclina, sugiere el perfume que se vierte en honor de los muertos. El phormískos también se relaciona con el mundo funerario. Phormískoi de arcilla se documentan en tumbas, al igual que los astrágaloi (tabas) depositadas junto al muerto en los enterramientos: son elementos lúdicos relacionados con la adolescencia o efebía y con la muerte. El huevo es portador asimismo de un significado funerario. En el ámbito mediterráneo se documenta la costumbre de depositar en las tumbas huevos auténticos e imitaciones en piedra y en arcilla, pues del huevo, en apariencia sin vida, inerte, la vida nace. Podría también ser un atributo de Dioniso en su prerrogativa de dueño y señor de las almas, si. la asociamos con el kántharos que corona la estela, vaso relacionado estrechamente con el culto de este dios. De existir dicha asociación pudo no ser casual en la intencionalidad del pintor o en la de aquél que poseyó el vaso: pero este significado más profundo, si es que lo poseyó, hoy lo desconocemos.
Iconografia Escena funeraria; Lécito; Cántaros; Huevo; Cinta; Figura femenina; [Iconografía]; Estela
Datación 470[ac]-460[ac]
Contexto Cultural/Estilo Cultura Griega
Época Clásica
Lugar de Producción/Ceca Ática
Historia del Objeto Colección Stützel
Forma de Ingreso Asignación por donación
Fecha de Ingreso 24/12/1900
Catalogador Antigüedades Griegas y Romanas
| más imágenes |

Foto: Alberto Rivas Rodríguez

Foto: Alberto Rivas Rodríguez

Foto: Alberto Rivas Rodríguez

Foto: Alberto Rivas Rodríguez

Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte | NIPO: 551-09-050-6Accesibilidad