Foto: Ángel Martínez Levas

:: Ampliar Imagen ::

Museo Museo Cerralbo
Inventario 28847
Clasificación Genérica Pintura
Objeto/Documento Miniatura
Autor/a Bouton, José
Título Fernando de Aguilera y Contreras
Materia/Soporte Soporte: Marfil
Marco: Vidrio
Madera
Metal
Reverso: Papel
Técnica Óleo sobre marfil
Dimensiones Marco: Altura = 10,40 cm; Anchura = 10,40 cm; Grosor = 1,20 cm
Descripción Pieza formada por marco rectangular con acanaladuras verticales en el que se inscribe un círculo cóncavo y dentro de éste un segundo cuerpo dorado con una cenefa de grecas al interior que acoge una placa circular con imagen. En su parte trasera, presenta pestañas triangulares para la sujección de una tarjeta circular con inscripción.
La imagen se corresponde con un retrato masculino de busto sobre fondo de color ocre. El personaje se presenta con el cuerpo ligeramente girado a la izquierda y mira al frente. Las facciones son las de un hombre joven con rostro oval, ojos grandes y almendrados de color avellana, enmarcados por cejas bien definidas, nariz prominente y labios carnosos. El peinado consiste en un cabello corto a base de mechones rizados que adquieren volumen en la parte superior, mientras que los mechones frontales quedan pegados a frente y sienes. Viste frac negro con cuello y solapas destacados, sobre chaleco blanco de cuello levantado y camisa blanca cuyo cuello queda también elevado, gracias a un corbatín blanco de varias vueltas anudado al frente.
(Catalogado en 2010)
Inscripciones/Leyendas En tarjeta de reverso, Manuscrito, Español
Dn. Fernando de Aguilera M. de Cerralbo Por José Bouton (Don Fernando de Aguilera, marqués de Cerralbo. Por José Bouton)
Firmas/Marcas/Etiquetas Lateral derecho del anverso, Pintado
Bouton, José
J Bouto(.) (J Bouton) [La letra final no es visible por pérdida de materia en la capa pictórica]
Datación 1803-1808
Contexto Cultural/Estilo Carlos IV, Rey de España
Neoclasicismo
Lugar de Producción/Ceca Madrid (España, Europa)
Clasificación Razonada Esta miniatura es obra de excelente factura, como evidencia el empleo de un punteado minucioso con el que se crea un sutil efecto de sombreado, la delicadeza del color, el tratamiento del cabello, a base de mechones rizados sueltos y vaporosos, y la intensa mirada del joven Fernando, que refleja las inquietudes de las que haría gala a lo largo de su vida y que otorga al retratado la tan ansiada impresión de viveza, siempre indicativa de que nos encontramos ante un miniaturista de primer orden. En efecto, la obra está firmada por José Bouton, célebre pintor y miniaturista, activo en Francia, España e Inglaterra. José Bouton nació en Cádiz en 1768, donde su padre el miniaturista Guillaume Bouton se había instalado. En 1775, la familia regresa a Francia y José, alumno de su padre, comienza a exponer en la Acádemie Royale de Toulouse. En 1789 ingresa en la Académie Royal de París. Expone en el Salón del Louvre desde el año 1791 y hasta 1798, dando muestra de su progresivo afianzamiento como artista. En 1802 se traslada de nuevo a España, permaneciendo en nuestro país hasta la invasión francesa de 1808. En 1804 retrata a la reina María Luisa junto al busto en piedra de su esposo Carlos IV. Un año más tarde, en 1805, pinta nuevamente a la reina María Luisa, esta vez acompañada del infante Francisco de Paula. Este retrato, desaparecido durante la Guerra Civil, le valió su nombramiento como pintor de cámara del rey, aunque a título honorario y sin sueldo. Consolidado en el círculo real, recibe numerosos encargos de la aristocracia española, exigiendo por un retrato sobre marfil de tamaño ordinario la elevadísima cantidad de 8 onzas (640 pesetas de oro). En el periodo comprendido entre 1803 y 1808, retrata, entre otros, al marqués de Santa Cruz, a la marquesa de Camarasa y al duque de Alba. Esta misma cronología debe darse, por tanto, a la miniatura de Fernando de Aguilera. El Museo Nacional de Artes Decorativas custodia un retrato en miniatura femenino, Inv. 5855, en el que la dama porta un papel con las iniciales "JB", con las que José Bouton firmaba, en ocasiones, sus obras. En la colección particular de Eloy Martínez Lanzas-de las Heras, se conserva una miniatura de un joven contemporáneo a don Fernando, pues viste idéntica indumentaria de comienzos del XIX.Tras abandonar España, Bouton retorna a París, donde retratará en 1810 al emperador Napoleón I. Entre 1809 y 1814 reparte su tiempo entre París y Londres, ciudad en la que logra reunir una buena clientela, gracias a las relaciones establecidas en Madrid. De 1816 a 1819 expone en la Royal Academy de Londres y en 1822, exhibe su obra en el Salón del Louvre. José Bouton fallece en 1823, a la temprana edad de 54 años. Durante su corta carrera fue capaz de crear un estilo propio dentro del arte de la miniatura que presenta como notas más distintivas la pureza del dibujo, la ligereza del toque y un cierto aire de espiritualidad, características que encontramos reunidas en el retrato del joven Fernando.
Respecto al retratado don Fernando de Aguilera y Contreras, XV marqués de Cerralbo, y tío abuelo de don Enrique de Aguilera y Gamboa, cabe señalar que nos encontramos ante uno de los más ilustres personajes de la Casa Cerralbo. Nació en Madrid el 20 de agosto de 1784 y falleció en la misma villa el 2 de mayo de 1838. Durante la Guerra de la Independencia, la participación de Don Fernando en la lucha contra los franceses fue destacada, ocupando los puestos de presidente de la Junta Provincial de Salamanca y de jefe militar de la Provincia. Los sacrificios del marqués de Cerralbo durante la contienda fueron reconocidos públicamente por el rey Fernando VII, que en 1819 da muestras nuevamente de su confianza al designar a Cerralbo como embajador extraordinario en Sajonia, para acordar su matrimonio con la princesa María Josefa Amalia. Un año más tarde, en 1820, estalla el pronunciamiento del coronel Riego en Cabezas de San Juan, punto de partida del llamado Trienio Liberal. A fines de 1820, el Gobierno Provisional nombra a Fernando de Aguilera jefe político de la provincia de Madrid, cargo que con seguridad continúa desempeñando en 1823. Como máximo responsable político de Madrid, defiende a la nueva monarquía constitucional, y lucha con fuerza contra los grupos antirrealistas que por aquel entonces frecuentaban las tribunas públicas. En este sentido, se ha de mencionar el bando hecho público el 27 de diciembre de 1820, por el que prohibía las reuniones en las sociedades patrióticas si no habían recibido su previo consentimiento. Al margen de sus tendencias políticas, que oscilan entre un liberalismo moderado y un realismo reformista, Fernando de Aguilera se revela como un hombre profundamente humanista. Así, fue socio fundador del Ateneo Científico, Artístico y Literario de Madrid, y sin duda uno de sus miembros más ilustres si consideramos que formó parte de la delegación organizada en abril de 1820 con el objeto de recibir y hacer socio del Ateneo al coronel Arco Agüero. Además, en 1818 constituye junto con el conde de Altamira y los marqueses de Montemar, de Medinaceli y de Villahermosa la Junta Protectora de la Enseñanza Mutua, que persigue implantar en España este moderno sistema pedagógico. Las inquietudes sociales del marqués se hacen extensivas al ámbito de la sanidad. El Diario de Madrid, en su edición del 13 de septiembre de 1820, lo cita como integrante de la Junta Municipal de Sanidad. En 1833 pasa a ocupar la presidencia de la Real Sociedad Económica Matritense. El mismo año, la reina gobernadora María Cristina le nombra caballerizo mayor, ejerciendo un importante papel en la profesionalización de la veterinaria. En 1834, también por su condición de Grande de España, recibe el nombramiento de prócer del reino, precedente del actual cargo de senador. El Museo Cerralbo conserva un retrato de gran formato de Fernando de Aguilera y Contreras, Inv. VH 0496, firmado por Vicente Carderera en 1833. En él, el XV marqués se cubre con amplia capa de la que pende una fusta, en alusión a su cargo de caballerizo mayor.
Bibliografía LÓPEZ AZCONA, Andrea. Una mirada íntima: miniatura de Don Fernando de Aguilera. Pieza del Mes. Mayo. Madrid: Museo Cerralbo, 2010.

MARTÍNEZ LANZA DE LAS HERAS, Eloy. Peintre en miniature: José María Delgado y Meneses (Sanlúcar de Barrameda, 1764-Madrid, 1855). La Lettre de la Miniature. 01/01/2014, P. 6, Fig. 2.. Disponible en: <http://www.lemoinebouchard.com/lettre-de-la-miniature.html>
Forma de Ingreso Donación
Fecha de Ingreso 13/04/2010
Catalogación López Azcona, Andrea (01/01/2010)
| más imágenes |

Foto: Ángel Martínez Levas

Foto: Ángel Martínez Levas

Foto: Ángel Martínez Levas

Foto: Ángel Martínez Levas

Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6