Foto: Alfredo Prada Freixedo

:: Ampliar Imagen ::

Museo Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira
Inventario CE57980
Clasificación Genérica Reproducciones; Arte mueble
Objeto/Documento Hueso decorado
Tipología/Estado Fragmento grabado con motivos figurados
Autor Prada Freixedo, Alfredo
Título Reproducción de un hueso grabado de la cueva de Hornos de La Peña
Materia/Soporte Hueso [Fragmento de hueso frontal de caballo.]
Técnica Rayado [Aparece ocupando toda la zona interior del lomo del animal.]
Trazo simple único [Aplicado en el contorno de la cola y pata y cuarto traseros.]
Dimensiones Longitud = 75 mm; Anchura = 90 mm; Grosor = 17 mm
Descripción Reproducción de un fragmento craneal de un équido que contiene grabado el cuarto trasero de un caballo. El fragmento original se encontró en la cueva de Hornos de La Peña, en San Felices de Buelna, Cantabria. El contorno se ha hecho mediante una línea única y firme. Por el contrario, el interior aparece sombreado por una serie de finas líneas oblicuas que se superponen a otras previas dispuestas en distintas direcciones y algo más perdidas. La única pata representada indica el corvejón mientras que la cola, ancha y corta, aparece desflecada en su extremo. Finalmente, la sutura craneal del fragmento coincide con la posición natural de la línea ventral de la figura, otorgándola cierta impresión de relieve.
La atribución de la pieza original al período Auriñaciense ha sido frecuentemente discutida. Por una parte, para aquellos que defienden la evolución del Arte como unas capacidades técnicas y estilísticas que van desde lo más simple a lo más complejo, el carácter naturalista de este grabado y su relativamente compleja ejecución contrastan con la idea de su pertenencia al momento de los orígenes del Arte de la Humanidad. A ello tampoco ha ayudado la habitual escasez de ejemplos conocidos de este antiguo período, especialmente en la Península Ibérica. Por otra parte, las dudas generadas desde el principio sobre la atribución cultural del nivel en que apareció la pieza, conteniendo restos tanto del Auriñaciense como del Solutrense, así como su carácter parcialmente removido, no hicieron más que avivar esta duda.
Esta representación fue utilizada por los propios descubridores H. Breuil, H Obermaier y H. Alcalde del Río para datar por comparación algunos grabados rupestres relativamente similares de la propia cueva de Hornos de la Peña y establecer así algunas características generales del Arte Auriñaciense. Con posterioridad, algunos autores replantearon críticamente esta relación, rechazando dicha semejanza estilística o técnica, proponiendo para la pieza una cronología más avanzada, acorde a sus particularidades estilísticas.
Con el paso del tiempo han ido apareciendo nuevos ejemplos de obras artísticas auriñacienses de gran complejidad, tanto en el arte mueble como en el rupestre, incluso con el apoyo de dataciones radiométricas, que evidencian la gran capacidad artística en los inicios del Paleolítico Superior. Estos nuevos conocimientos otorgan la posibilidad a esta pieza de ser valorada como un buen exponente de los inicios del Arte Occidental.
La pieza original se encuentra en el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria, en Santander.
Iconografia Cara exterior: Caballo;
Representado por los cuartos traseros. Cuenta con una sola pata con indicación del corvejón, nalga y cola.
[La cola es algo desproporcionada en su anchura.]
Datación 2012
Contexto Cultural/Estilo Primera mitad del siglo XXI [Lo atestiguan sus descubridores en sus referencias escritas y dibujadas.]
Auriñaciense [Adscripción cultural del original]
Lugar de Procedencia : Base del nivel auriñaciense mezclado con solutrense
Excavación arqueológica, Obermaier, Hugo
[En la publicación de Alcalde, Breuil y Sierra (1912:88) se relata el hallazgo y su confusa interpretación estratigráfica. Según ellos, el objeto apareció en la base de un nivel medio arcilloso, profundamente modificado en numerosos puntos y sin estratificación aparente, conteniendo piezas características tanto del Solutrense como del Auriñaciense: hojas de laurel, raspadores carenados, punzones y otros objetos de hueso decorados, algunos de ellos con marcas de caza auriñacienses o solutrenses. A este nivel se le superponía un hogar magdaleniense.]
Bibliografía ALCALDE DEL RIO, Hermilio; BREUIL, Henri; SIERRA, Lorenzo. Les Cavernes de la Région Cantabrique (Espagne). 1911. Monaco. Peintures et gravures murales des cavernes paléolithiques, p. 26..

BARANDIARÁN MAESTU, Ignacio. Arte Mueble del Paleolítico cantábrico. 1972. Lámina 52.1; Zaragoza: Departamento de Prehistoria, Arqueología e Historia de la Antigüedad de la Universidad de Zaragoza.
Monografías Arqueológicas, núm. 14.
.

BREUIL, Henri; OBERMAIER, Hugo. Les premiers travaux de l´Institut de Paléontologie Humaine. 1912. 7/8; L´Anthropologie. Tome XXIII
.

CORCHÓN RODRÍGUEZ, María Soledad. El Arte Mueble Paleolítico Cantábrico: contexto y análisis interno. 1986. 252/1; Madrid: Ministerio de Cultura. Monografías del Centro de Investigación y Museo de Altamira, núm. 16..

LEROI-GOURHAN, André. Préhistoire de l´art occidental. 1995. Nouvelle Édition Revue et Augmentée par Brigitte et Gilles Delluc.
Paris: Éditions Citadelles & Mazenod.

TEJERO, J.M.; CACHO, Carmen. Arte mueble en el Auriñaciense cantábrico. Nuevas aportaciones a la contextualización del frontal grabado de la cueva de Hornos de la Peña (San Felices de Buelna, Cantabria). Madrid: CSIC, 2008. 119/Lámina I; Trabajos de Prehistoria 65, nº 1, p. 115-123.
Subir

© Ministerio de Cultura y Deporte Accesibilidad | Mapa Web | Créditos | Contacte con Cer.es | Condiciones de uso | NIPO: 551-09-131-6